FLUENCIA TRANSCULTURAL

En el Buceo Espiritual.

 

El libro de Francisco López Seivane Bajo la superficie   (Edaf Madrid 1993)  es una propuesta de conducta ética y de renovación interior..Su autor fue creador en l973  de la Asociación Yoga Sivananda y más tarde de la Fundación internacional de Yoga de la que sería su presidente. Es un recorrido exploratorio por los campos generales de la conciencia y de las interacciones humanas. Su premisa de partida es un tanto hegeliana: la fuerza movientista de la humanidad ha sido siempre el pensamiento. E inmediatamente constata la ceguera de la especie hacia realidades superiores por lo que queda encajonada en objetivos materialistas, en forma de objetos groseros que  roban el universo de los sentidos constatando que maya o el mundo ilusorio  es lo que prevalece. Propone el viaje pendiente: desde la ignorancia a la sabiduría.Y muestra uno de los preciados centrales del budismo:la estrecha relación con el dolor que tiene la concurrencia de los deseos. Relativiza la importancia de la información y eso se nota en la propia estructura de la redacción en la que predomina la generalidad y la ausencia de citas documentadas. Aunque la interesante discriminación entre datos y sabiduría posiblemente los hace innecesarios para el tipo de lectorado al que llega este libro. Recorre los campos de la paz, la sabiduría, la frustración y la necesidad de un cambio de pensamiento, para pasar revista al valor de la palabra, del humor, de la soledad y de la ética, y la invitación a que cada cual se descubra en sí mismo. Sus construcciones expresivas son sólidas y propias de quien tiene-o cree tener- un saber por encima del habitual y especialmente una posición de no envidia de nada de lo ajeno. Explica la dualidad de los mecanismos mentales  Raga como atracción y Duesha como repulsión. que son fuentes del ego que conviene trascender. E insiste en el parámetro de que la felicidad está  tras la ausencia de los deseos. La vía para lograrlo pasa por el Prathyajara o quinto paso en el camino del Raja Yoga que significa entrenamiento mental. Aboga por la potencialidad genial de todo ser humano ya que distingue lo ordinario  del genio en la capacidad de concentración que consigue éste. Tras este punto da un salto de lo filosófico a lo cotidiano tratando de las quejas existenciales y sus soluciones. Es así que aborda la enfermedad y propone el ayuno como alternativa curativa. Para luego volver nuevamente a completar los datos relevantes de la teoría a la que está subscrito: el karma, el yoga y la filosofía Vedanta. También hace acto de fe contra la sexualidad tal como es practicada y a favor de la reflexión meditativa como instrumento de superación. El único autor prácticamente que cita y al que rinde devoción es Sivananda y como contrapunto muy interesante es la denuncia de las modas orientalistas que trajo la llamada nueva era. A modo de completación el libro recoge una entrevista en el capitulo de conversaciones sin citar quien le hace las preguntas donde repite los contenidos de las páginas precedentes. Como colofón también hay algunas ultimas paginas tituladas pensamientos, que igualmente repiten los contenidos previos. Estas dos ultimas secciones dan la sensación de haber completado el libro con un determinado número de páginas exigidas. Y como cita más llamativa es la de su dedicatoria que tiene en cuenta todos aquellos que se han adelantado a su tiempo porque sin duda han sufrido, ya que la conciencia hace sufrir, en una intuíble afirmación de la quintaesencia de su experiencia.

El texto viene prologado por Sánchez Dragó e  introducido por Enrique  Miret Magdalena con los mejores honores, aunque bien lo uno puede pasar por introductorio y lo otro por prólogo. Sanchez Dragó hace una ostentación de amistad que no viene a cuenta y que pude entrecomillar el resto de sus afirmaciones habida cuenta de la facilidad contradictoria con que  mantiene sus amistades en campos ideológicos absolutamente opuestos También hay un relatorio de citas de elogio de Raymond Moody, Jose Luis Martín Prieto, Luis Racionero, y Francisco Oleza. Es un texto muy sencillo y de introducción a conceptos cardinales de los que no se puede prescindir en las últimas décadas.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: