FLUENCIA TRANSCULTURAL

El materialismo tergiversado

El materialismo como concepto tergiversado

 

 Distinguir lo que es el materialismo limitado a lo superficial del consumo y de la tenencialidad de objetos de lo que es el materialismo como filosofia del desarrollo de las cosas a partir de sus contradicciones inherentes. Ciertamente el paso del  tiempo y de los debates barrerá la adscripción a un término tan cargado de connotaciones distintas.Los términos descriptivos de conceptos son también entidades en evolución, tanto como los constructores que  están encargados de expresar.Su caducidad los hace insostenibles y el rigor de la dialéctica expresiva y del análisis comprensivo los aparta para llenar o tratar de llenar su carencia con otros nuevos que haga más optimo la vehiculización del viejo concepto.En la historia de la filosofía un seguimiento longitudinal (a través de los tiempos)de los conceptos que la mente humana va anunciando y un seguimiento traversal (a través de su exposición en escuelas y corrientes coetáneas)puede dar cuenta de una permanencia de lo intelectual y una recurrencia de unos estilos a través de los cambios situacionales. Antes de colocar en períodos de renascencia la superación del geocentrismo por el heliocentrismo y del teocentrismo por el humanismo, ya se pueden rastrear tentativas de investigación en esos campos prohibidos y postulados herejes pero ciertos a favor de concepciones humanas versus a las divinas de la interpretación de los ordenes de las cosas.

 

El materialismo  como posición interpretativa de la material, y lo material como eje de construcción y  de deconstrucción de los procesos es anterior al marxismo que lo hace suyo.Su descrédito viene de la retracción  de la metafísica y de las corrientes prodivinas de buscan explicación en lo lejano de lo cercano.Desde el materialismo la lógica interna de cada realidad próxima  guarda una conexión con la lógica de otras realidades distantes  no solo alejadas por la distancia topográfica, sino también por la distancia conceptual y cósmica.

Pero el  universo materialista no queda circunscrito en lo evidente y en lo medible.Mucho menos cuando los instrumentos de medición están sujetos al desarrollo de la propia investigación de ellos y a su precisión elaborada.Sino que se sobreextiende a aquellos marcos de supuestos. en este sentido la concepción de materialidad  materialismo puede abrazar no solo a la materia sino también´ a la antimateria, y dentro de aquella no solo a lo tangible o a lo aislable como partícula,sino a la onda con que se expresa. El objeto de estudio del materialismo es el desarrollo de los procesos a partir de sí mismos: de sus contenidos endógenos que por supuesto vienen retroalimentados por su interacción con las influencias exógenas.

Una concepción materialista refuerza el eje humano como dimensión ocupante y de interés central, por encima del eje no-humano, que existe en tanto se da históricamente un vertido conceptual sobre ella.Y puesto que los ritmos de lo espiritual  son constantes y continuos,su interpretación y evaluación y estudio también entre dentro de una concepción materialista, puesto que su adhesión por lo humano lo hace humano.Los productos metafísicos del pensamiento  son materializables en tanto que se objetualizan,tanto por sus tributos y rituales y usos e iglesias como grandes producciones en lo real,como en el seguimiento de sus niveles conceptuales.

 

El materialismo pues no cobija el agnosticismo como una exención del debate, ni margina las teodiceas por sus bases antianalíticas,sino que tiene en cuenta cada fenómeno:tanto los que emergen de la realidad concreta de los objetos y modelos de vínculos,como los que emergen de la especulación mental y de los miedos humanos. A diferencia de los espiritualismos,coloca el énfasis de atención en el sujeto humano y lo cita como testimonio y como acusado de su devenir histórico.

Ese emplazamiento es la convocatoria permanente a la que una visión materialista recuerda con insistencia y transparencia.algo que los determinismos espirituales posponen y esconden en aras a configurar un individuo producto,según el deseo y la palabra de un todopoderosos que está por encima de el.Para el materialismo el todopoder está en el todo orgánico y una de sus partes es la versión humana,realzada desde su pensamiento y capacidad de emularla omnipotencia.

 

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: