FLUENCIA TRANSCULTURAL

Dieta y Actividad

Condiciones para un programa dietético compatible con actividad energética.

El tipo de vida estandarizadamente intenso resulta poco beneficioso para un proyecto de conducta sana. Puesto que es un deseo  general expresado el de vivir con salud,pero al mismo tiempo sin desear renunciar a los hábitos existenciales, cargados de velocidad y de compromisos, es preciso pensar en un  programa de vida que permita conjugar los dos extremos: la  armonía proporcionada por la  tranquilidad y el poder estar en los sitios donde es esperado uno sin pérdida de energía.

 

Un ayuno radical para la depuración y la pérdida de pesos una medida muy estricta que necesita del reposo y de unas condiciones clínicas de balneario. La no ingesta total  debe ser preparada de antemano y crear unas condiciones de disposición mental para asumirla.

 

 En cambio una ingesta controlada baja en calorías y que puede admitir  una relativa cantidad ilimitada, cubre el deseo intenso de la deglución.

Puesto que en principio es dificil poderse permitir una temporada de relax extremo al servicio del cuerpo y de su reposo, este programa dietético estás pensado para hacerlo compatible con una actividad normal de desplazamientos, de relativo esfuerzo físico y el número ordinario de horas de sueño.

 

 Sigue el criterio de mantener una estructura horaria de hábitos de mesa (mañana, mediodía y noche.Desayuno, comida y cena),con lo que el programa puede ser seguido individualmente en compañía de las personas de la casa que no lo sigan. Asistir a la mesa donde los demás comen sin seguir ningún régimen especial,contribuye al aumento de conciencia de como se come, a partir de la observación de como comen los otros.Algo que no suele ser atendido cuando uno mismo es el comensal preocupado en la ingesta en sí o en la conversación que suele acompañarla cuando es así como se come. El acto de comer se ha escapado del ritual que lo acompañaba en antaño para convertirse en un acto ejecutivo de devoración de nutrientes,que tiene mas a ver con una conducta compulsiva que con una conducta nutricional.

 

Para asumir el programa tiene  que haber un intro más o menos largo en función de la dieta habitual. Para un régimen omnívoro,es recomendable 30 días previos de comida ovolactovegetariana. Las pruebas objetivas de las ventajas del programa están en la variación de las constantes peso y perímetros. Pero también en la comparativa de analíticas de sangre en  inmediatamente antes del programa e inmediatamente después.

Durante su ejecución es recomendable  el uso de irrigaciones (una por semana).

 

Los monoproductos en crudos pueden variar en función de cada circunstancia personal y de las posibilidades de  adquisición de los artículos frescos, así como de la  época del año. el período recomendable es durante la primavera avanzada cuando la tierra da muchos frutos (mayo-junio)  o durante los meses de verano. El inconveniente de verano,es que el exceso de calor puede aplacar la energía vital.

 

El programa puede doblarse de 30 a 60 días. La sensación de hambre de los primeros días para quienes estén acostumbrados a grandes cantidades de entradas de comida,puede resolverse haciendo repeticiones de la misma clase de plato. Es importante priorizar  pocos alimentos y en cantidad que no un exceso de variedad de ellos que pueden incurrir en incompatibilidades y en acidosis.Aunque la tendencia a la alcanilidad  dela sangre por carbonatos y bicarbonatos pueda compensarla.

 

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: