FLUENCIA TRANSCULTURAL

Autodefensa ante los tópicos

Autodefensa ante los tópicos y ante los ataques verbales. .

Prácticamente se demuestra que las tendencias verbales dominantes caen en los tópicos y, AL reproducirlos, casi automáticamente sin advertir el daño y la injusticia que se puede llegar a hacer. Lo típico de muchas conversaciones es reproducir tópicos. Un hablante se distingue por su elegancia cuanto más distancia toma de ellos tanto como oyente y mucho más como dicente. Acudir a un tópico es dejar que otro hable por ti y tomar por válida la tradición de una actitud y de una idea aunque supongan una falsedad y una injusticia permanentizadas.

Cuando los criterios de habla sientan cátedra y funcionan con emisiones de juicios que se consideran inalterables o cuando reabusa de las generalizaciones nos encontramos con típicos hablantes que usan tópicos habituales. Como es algo muy contagioso antes de que un escuchante sea nítidamente discriminativo y evalúe los implícitos de lo que acaba de oir es posible que esté contraatacando con otros topicazos ayudando a reproducir los tics de una cultura simplista. Prácticamente todos los enunciados que empiezan con un substantivo siguen con un verbo y terminan con una calificación remiten a una estructura sintáctica en si misma sesgada, mucho más cuando el dicente no tiene ni la autoridad intelectual ni la valía empírica como para sostener lo que dice.

Cuando alguien dice un universal del tipo “todos los catalanes son nazis que tratan a los españoles como judíos”  o “a mi tal o cual pueblo me ha tratado mal aunque puede haber excepciones” nos encontramos en algo más que una simple exageración porque le han ido mal las cosas en una geografía o con una etnia, nos encontramos con un resentimiento personal no sanado que alimenta una actitud xenófoba tanto más graves cuantas mayores sean las mentiras vertidas así como los descalificativos injustos.

Por supuesto podemos tomar a broma al sujeto anegado de ira  que maneja el lenguaje afilado para herir (perdónalos dios mío porque no saben lo que hacen) pero no estamos dispuestos a encontrárnoslos en la sopa enrareciendo nuestro hábitat y contaminándonos con su presencia. La ley seria o es el instrumento pacífico para neutralizar a individuos cuyas actos (incluidos los actos verbales) son agresivos, promueven la violencia, expanden la confusión informativa, dejan ir sus descargas vengativas, muestran su odio sin tapujos y se expresan como factores anti ciudadanos. Quizás todo seria decible, todas y cada una de las frases, en  su contexto adecuado. De todo se puede hacer coña e incluso no hay nadie que te pueda hacer realmente daño sentimental si acudes a la frasecita del Cristo crucificado que por redentor que fuera del género humano no se le pasaría por alto que quienes lo denunciaron, torturaron y crucificaron  así como quienes no quisieron salvarlo cuando el gobernador romano dio la oportunidad a la gente de la plaza (si la leyenda que nos cuentan es cierta)  lo hicieron perfectamente conscientes de que le iban a propiciar la muerte.

Pasar por alto a los xenófobos, ¡claro que no! Estar a salvo de sus comentarios no leyéndolos o escuchándolos no significa neutralizarlos para que no sigan haciéndolo. Finalmente hay que amarrarlos por los huevos y quitarles la respiración (¿recuerdas Missisipi en Llamas? ¿Alabama?) Ahí el conflicto entre lo legal y lo extralegal entre los dos protagonistas termina el uno por ceder a lo otro para poner en vereda a quienes sin cumplir la ley se aprovecha de ella para sus agresiones). Detrás de un tópico hay algo más que un simple comentario, hay toda una industria ideológica para excluir y marginar a un tipo de cultura y de gente. Un españolismo renovadamente recalentado en contra no solo del catalanismo sino de la catalanidad misma ignora que no añade nuevo (salvo las nuevas tecnologías de difusión) a un españolismo histórico muy consolidado con políticas de desprecio hacia lo distinto, no ya solo lo distinto dentro de la península ibérica sino también lo foráneo. A los españoles les costó siglos recordar que un poco más al norte existía Europa y otros países en los que se aprendió a vivir desde mucho antes mucho mejor.

¿Qué es lo que convierte a un xenófobo en xenófobo?  Sus experiencias mal asimiladas en sus tratos con una cultura dada. El solo hecho psicológico de que alguien pueda experimentar odio ante una gente por su condición de pertenencia a una tribu, una etnia, un pueblo o una parte del mundo indica que este alguien padece de un trastorno de personalidad severo que lo convierte en un riesgo para la ciudadanía. Antes o después puede convertirse en un violento haciendo daño físico a una persona por ser parte de su objeto odiado sin contar el daño informativo o emocional que vaya extendiendo El hecho de que ese  alguien sienta repulsión por una cultura y un pueblo entero aporta un atributo muy medible que razonaría suficientemente no solo su punibilidad sino su tratamiento de recuperación basado en una reeducación. Sufre más quien odia a otro que ese otro que recibe su odio, siempre que aquel no pase a la acción y levante hornos crematorios para fundir a la gente que odia. El problema del odio es fundamentalmente psíquico que se nutre de las circunstancias de la realidad para recrementarlo y hasta justificarlo. Quien siente odio, dentro de sus semejantes, hacia quienes tienen una morfología especial, un idioma o un acento distintos o por sus ideas de independencia es un reto para el psicoanálisis y para los sanatorios mentales. Como pauta de tratamiento para el sujeto que odia habrá que aconsejarle que estudie y aprenda y abra su amplitud de recibo a la diversidad del mundo, como autodefensa a su figura habrá que separarse de él.

Hay una parte considerable de gentes catalanas que han vivido la catalanidad desde sus niñeces que están por la independencia de España precisamente por xenófobos que no entienden su hecho idiosincrático. Desde un punto de vista táctico cuantos más españolistas xenófobos de la catalanidad haya más se incrementará el número a favor de la independencia de Catalunya de España.

Cuando en casa viene un españolista y necesita sacar el tema de la cuestión nacional por cortesía acogemos el tema durante un rato, el justo y suficiente no para demostrar nada (diferencias como pueblo y trayectoria histórica distinta) sino para apelar a un referéndum como instrumento para que proporcione los datos reales de quienes quieren continuar bajo  el uní centrismo hispano y quienes están por la separación política total. Personalmente noto que aun no participando del militantismo independentista cada nueva anécdota con un xenófobo anti catalanista me convence mas para que apostar por una Catalunya independiente por mucho que la califiquen de deriva y por mucho que fuera el impasse durante unos años para redecir la integración o no en la UE.

En el planeta humano hay bastantes más nacionalidades que estados, tal vez unas 6000 frente a unos 200. Algunas etnias fueron echadas de sus tierras y usurpadas sus riquezas por esos estados despiadados (los bosquimanos volvieron a su región en la que habían estado por milenios después de fallarlo un tribunal contra sus usurpadores).Un nuevo marco de unidad general en cada zona de acuerdos generales (Europa entre otras) no quita y no quitará el reconocimiento de las diferencias étnicas, del mismo modo que unidades particulares a pequeña escala (la de la pareja convivencial o la de pareja amante) no quita ni quitará la diferencia de cada individuo y sus derechos particulares intransferibles. La unidad con el otro es tanto más posible cuanto más respete ese otro los acuerdos tomados, las deferencias indispensables, el respeto a la distintividad y forme parte de un espíritu de colaboración mutua y de sinergia demostrada. En cuanto esto falla y sigue fallando las razones para la fractura van surgiendo y van siendo apeladas hasta que son ensordecedoras. Si en una pareja matrimonial la ley del divorcio contempla la posibilidad de la separación aunque una de las partes no quiera ¿Por qué las leyes de un país son tan complicadas con respecto a los estados plurinacionales en particular aquellos cuyas unidades se impusieron a la fuerza?

El retrato mental perturbado del xenófobo es tanto más grave cuando a partir de pocas experiencias, a veces una sola de tensiones con una persona extiende su odio a esta al resto de la cultura a la que pertenezca. Cuando alguien utiliza el “todos” en una generalidad gratuita para disparar su tópico el que sea es mucho mejor descartarlo como interlocutor inteligente y reducirlo al bocazas que demuestra ser no dándole ya la más mínima acogida intelectual. Si además no admite funestamente  las expresiones distintas a esa supuesta “totalidad” la mejor opción es la retirada y la autoexclusión de su mundo.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: