FLUENCIA TRANSCULTURAL

Voluntad y Poder

Escrito por jesusricartmorera 03-06-2008 en General. Comentarios (0)

Voluntad y poder superior

La tesis de un poder superior está ampliamente extendida. Hay quien cree que éste alguien o algo es una entidad exógena a los individuos y superior. deidades, daimones o espíritus. Y hay la teoría de que pueden ser partes endógenas del propio ser,capaces de equidistanciarse de sí mismo para tomar las riendas de su destino, en con sonancia con el cosmos armónico. En el final de todo el proceso reflexivo damos con una filosofía de vida:una manera de repensar el mundo, es decir, la relación vital y con él, y a partir de aquí introyectarlo cambiándolo. La realidad macro y la realidad personalizada no tienen nada que ver, y al final, cada realidad personal es la que cuenta. La voluntad extraordinariamente repartida, a nivel multicelular, es la que reorganiza el destino y el futuro. Existe una teoría altamente positivista:es la del posibilismo de acceso a todo a partir de la seidad presente. Bastaría conectar el querer con el poder, el ser con el estar, el desear con el conseguir, el proyectar con  el realizar, el valorar con el saber y el análisis con el mecanismo. Lo que ocurre es que hay dos esferas interconectadas incluso a nivel de presencialidad simultánea o en paralelo, pero el uno no permite por decreto el salto a lo otro. cada parámetro ocupa su tiempo y su lugar, su espacio y su proceso . Y el hecho de la latencia cumple un significado. si no hubiera un intermezzo entre lo pretendido y lo conseguido no existiría el tiempoTtodo quedaría simultaneizado, instaneizado, indeferenciado. Los mecanismos de pensamiento  se anticipan considerablemente en el tiempo a la posibilidad de convertir en real un deseo, incluso en la posibilidad bioquímica del mismo deseo. Si no existe el mecanismo previo. no existe la posibilidad de la técnica posterior que lo rentabilice.Si no existe el sujeto como medio de síntesis,de elaboración y de resonancia de lo que acontece en su seno y en su entorno, no existe la posibilidad del conocimiento experiencial. remotamente éstos mecanismos, (la red de los circuitos neurales) se va dando como reacción al medio.-Todo organismo es una respuesta a los parámetros estimulares del medio natural. Pero no se trata de una respuesta de automatón.Entre el E y la R puede mediar toda una vida. Y la biología biográfica individual puede estar vertebrada en torno  a un estimulo o situación estimular  central y estabilizada presencialmente un año tras otro, y una década tras otra.

 La referencia continuada al estimulo, sea real o imaginario, seguirá actuando como foco vertebrador y puede convertirse en una fijación-soporte de la NO(neurosis obsesiva)o una referencia medidora de las distancias tomadas por el comportamiento en rc. a aquél. Pretender que la voluntad lo puede todo es apologizar la deificación del individuo, y aún  sin discutir desde un punto de vista místico la afirmación de todo forma parte del Todo y por lo tanto de Dios, en la interacción psíquica con los objetos de vida y con las relaciones con ellos, la volición se enfrenta a los límites de sí mismo y de su personaje poseedor. Nadie lo puede todo, ni siquiera los genios verdes que contienen el poder de un milenio acumulado desde la meditación de su receptáculo olvidado. Y quien puede mas (mediumnidad, levitación, cuasi hibernación, ectoplasias, astralidad,...)debe estar ajustándose a otras coordenadas de límites o a otros planos de relación espaciotemporal distintos, pero necesariamente sometidos a sus leyes de naturaleza.  Posiblemente los logros y alcances máximos  pasan por conocer muy bien los mecanismos interactivos de factores y acomodarse subjetivamente a ellos rindiéndose a los cánones objetivos. Por otro lado,una cierta teoría habla del posibilismo del conocimiento desde  ka meditación sin necesidad de un contacto continuado con el real: es la invitación a la simbolización continua (los koan), a la abstracción del dilema concreto y de los términos concretos para abstraer su esencialidad.El gran reto pendiente para la ciencia y para las generaciones futuras es la vida desde la esencialidad librada de sus pantanosas caídas en interminables concreciones delos vínculos de las reyertas variadas.Sin poder personal y mental es inconcebible el éxito en este propósito.    

 

 

 

 

Crónica de lo Onírico

Escrito por jesusricartmorera 03-06-2008 en General. Comentarios (0)

Crónica del itinerario Onírico

 

 

Cuando hablamos de sueños hacemos un  uso deliberado de un substantivo que tanto puede evocar la dimensión onírica como la caricia deliberada de los anhelos existenciales. Esa doble valencia de la palabra coloca en un punto de fusión lo inconsciente con lo consciente. Ya que los sueños espontáneos, durante los estados de reposo, atenuación del arousal y del dormir,son un dossier de deseos implícitos  y de mensajes de la biopsíquica; mientras que los sueños deliberados son los deseos explícitos  para ver realizados en un futuro. El soñar inconscientemente guarda la conexión con el sueño consciente y vigilial, que ambos pretenden conseguir lo que la realidad del sujeto todavía no tiene.

 

Para ahora y aquí es secundario el origen remoto de las producciones oníricas en cuanto a si son mensajes de otras entidades o  emanaciones propias. Las literaturas religiosas están llenas de referencias a mensajes de los dioses o sueño enviados desde otras realidades que convirtieron a hombres en héroes que siguieron los dictados soñados. Posiblemente esta lucha por hacer realidad el sueño recibido, es el que recategorízó la palabra del deseo consciente como el de los sueños deliberados, tan fantásticos como los recibidos de dimensiones desconocidas. Sea lo que fuere, lo cierto es que la actividad onírica esta dentro de las facultades de la mente, y el cuerpo psíquico hace de caja receptora y alamacenadora de todos los datos de la diurnidad. Se trata de un atributo inherente a un sistema nervios humano. Y depende de la conciencia de cada sujeto sobre si mismo y de la fineza de su sensibilidad si  puede hacer la crónica de sus sueños. Por lo que hace a la onírica en principio todo el mundo puede soñar y de hecho sueña, tratándose de producciones no voluntarias. No  tiene crédito la actitud de las personas que dicen no soñar nunca jamás.Sólo cabe concederles que no recuerdan sus sueños. De hecho el cuerpo humano en estado de reposo y de pérdida de perceptividad durante el descanso nocturno o el dormir,sigue siendo un cuerpo activo.El sistema nervioso autónomo se ocupa de proporcionar los nutrientes (oxígeno a través de la respiración y del torrente sanguíneo)para que todos los mecanismos sigan funcionando, y el sistema nervioso central mantenga su línea basal de actividad reducida. El sistema tiene almacenados imputs de todo tipo extraídos de las interacciones diurnas e históricas, toda una biografía está contenida en ellas. El cuerpo en reposo  experimenta una sucesión de imágenes a partir de unos disparadores. A lo largo de una noche o de una sesión de descanso máximo, el sistema puede producir  distintas líneas argumentales, distintos movies. Según  la autosensibilidad y la latencia de recuerdo, el sujeto despertado podrá hacer un inventario de sus sueños y utilizarlos para su interpretación, y a partir de aquí su autoconocimiento adivinando los mensajes del propio inconsciente.

 

Los productos oníricos son  elaboraciones no voluntarias y materiales informativos que el inconsciente pone  a la disposición del consciente. Si un sujeto está atento ante estos productos  profundizará en sí mismo y estará más al corriente de su trayectoria existencial: Por eso son recomendables los diarios de sueños y las conversaciones acerca de lo soñado. Desafortunadamente  los parámetros culturales dominantes están invadidos por otras conversaciones y anecdotismos y por una no-mirada deliberada al interior de las personas. La gente habla de sus curriculums, de sus viajes, de sus profesiones y de sus consumos culturales o infraculturales, pero no de sus filosofías, sus sensibilidades y mucho menos de sus sueños. a diferencia de otras culturas pasadas la onírica está en descrédito, o en todo caso no está potenciada como una fuente de información importante. Es así, como el sujeto vive de espaldas a su inconsciente y su parte vigilial no atiende a su parte dormida ante la  que cabe recordar que ocupa una tercera parte de toda la existencia.  Vivir sin estar al corriente de los propios sueños, es vivir en una autonegación permanente de unos recursos personales autónomos y por ende gratuitos. Por el contrario el desarrollo de la sensibilidad onírica, permite al durmiente  tomar información de si mismo y aprender sobre el laberinto de sus coyunturas, si ir a dormir significa no sólo  ir a descansar sino  ir a recibir historias. Con una sensibilidad desarrollada dormir puede representar  ir a un verdadero espectáculo´ de imágenes y un acceso a construcciones argumentales paradójicas, que el consciente jamás se atrevería a hacer. Los imputs oníricos concienciados aportan  además de la información psicológica materiales  que  dan pie a  inventivas artísticas.

 

También se ha informado sobre  el sistema personal como un canal para los mensajes de los dioses o como receptor de informaciones exógenas de la biografía particular integrada por el durmiente que sueña. Y ciertamente hay  producciones oníricas absolutamente encriptadas y simbólicas que aportan imágenes y situaciones totalmente desvinculadas de la realidad subjetiva de quien  las segrega o recibe.  La ideación de eso y la pulsión por no sentiros solos en el universo pone interpretaciones extremas a partir de datos, que en realidad no dan pie, más que a especulaciones del más allá. Los sueños fundamentalmente son compendios de deseos que  presentan hipótesis de desenlaces de cosas, que el consciente y la voluntad todavía no se han atrevido a hacer. en este sentido son premonitorios. Hablan de lo que va a suceder, no por qué  lo sucedible haya sucedido, sino porqué los agentes involucrados en un evento   juegan a unos protagonismos que el inconsciente quiere. si no todos, una buena parte de los sueños premonitorios, son en realidad anticipaciones de los eventos por el deseo inconsciente. De alguna manera la onírica se anticipa a la realidad, porqué está liberada del corsé represor de la conciencia como construcción cultural. Paralelamente, guarda una analogía con la función del anhelo deliberado o del sueño utópico. El teórico de la imposibilidad o de un desiderátum en el campo de lo social, lo que hace es anticiparse al futuro y a lo que está por devenir a partir de permitirse la arrogancia de vanguardizar fuerzas que hagan posible aquello. de nuevo  el sueño,.es el mismo término que se emplea para describir funciones distintas, pero que tienen el común denominador de estar por encima de las cosas materializables aunque no por ello sean menos reales.

 

Quien haga con regularidad la crónica onírica´rica de si mismo, podrá hacer el seguimiento de sus constantes tensionales, de sus focos conflictuales, de la rémora de sus problemas y de la secuela de su pasado. Posiblemente desde el consciente creerá tener superadas actuaciones o personas antiguas, pero si siguen siendo soñadas, es que el consciente recuerda que aquellos materiales reproducidos siguen teniendo una función latente y son un factor de perturbación o de incidencia. Los sueños a pesar de su complejidad no mienten. El sujeto consciente al recordarlos no puede negar que sucedieron. Una parte de él/ella maquinó aquellas secuencias, y no es extraño que bajo la suavidad del comportamiento consciente puedan dase argumentos trágicos y muy tensos en el inconsciente.

 

El diario onírico permite establecer correlaciones entre las producciones del inconsciente, su grado de vividez[1]  y los materiales vigiliales que le hayan servido de sustrato.Y hacer un seguimiento estadístico de las predominancias argumentales, así como  de las canalizaciones exógenas si las hay. En cuanto a éstas es más difícil de demostrar  y de seguir que aquellas. Los mensajes exógenos son los que habitualmente han tenido el valor  añadido de la premonición, pero ya se ha visto que lo premonitorio puede estar aportado desde la elaboración inconsciente de los materiales dados por el consciente autoreprimido. en cuanto a los exógenos han tenido atribuciones esotéricas  de la presencia de actores mensajeros de entidades extracorpóreas.No cabe duda que la investigación de este tipo de experiencias (los mensajes de los dioses o de los espíritus)resulta más costosa, que la investigación de los materiales endógenos que cada sujeto produce a partir de sus vivencias e interacciones. En cuánto a los exógenos hay otra vía hipotética que los posibilita: su emanación desde otros sistema nerviosos vivos. ¿Es posible que dos o más durmientes con  producciones oníricas se comuniquen inconscientemente mientras sueñan? Muy hipotéticamente si los contenidos oníricos  `pasan del inconsciente al consciente dentro  de un mismo sujeto, no podrían pasar de uno a otro, si sus modos expresivos son a través de alguna clase de ondas que escaparan al cerco corporal?  Tal pregunta nos invita a la especulación fantasiosa y al discurso ficccioso-cientificista,dando lugar a mucho tipo de presunciones para dar pie a  guiones cinematográficos de un genero  que cuenta con muchos adeptos. Pero solo un seguimiento y autoseguimiento riguroso del total de producciones oníricas puede establecer con claridad rotunda las correlaciones predominantes en el entorno onírica. Y hasta ahora y por la propia experiencia interactiva  con esos materiales la predominancia aplastante de los sueños es la marcada por los restos diurnos que catapultan elaboraciones inconscientes descontroladas. Tal vez el futuro nos depare la oportunidad de asistir visual y acústicamente a nuestros sueños siendo cada soñador un productor argumental  que se bastaría para una cinemateca de varias salas y con numeroso público diario.el soñante sería así un ensamblado maquinario que agruparía al director, al elenco de protagonistas y  a la máquina de proyección. Entre tanto cada soñante tendrá que volcar la mirada a su interior recuperando la percepción de lo soñado en  aquella fase corporal en la que justamente los mecanismos de los sentidos son nulos o disminuidos. al hacerlo, está ya utilizando algunos elementos  extraperceptivos y al tratar de reconstruir sus sueños puede averiguar que parte son inconexas y que otras quedan desdibujadas o confusas por que no son totalmente recuperadas. Aún con sus  incompletudes el sueño aportada es una preciosidad informativa que no puede ser ignorada, y  seguirlos es tanto como reseguir un itinerario existencial distinto que da las pautas  de una biografía psicología paralela.

 



[1] El grado de vividez es un concepto útil que permite categorizar a los sueños recordados  en más o menos  revelados y memorizados en todos sus detalles. Hay sueños  de alta vividez que dejan perplejo al soñante, quedando confundido por unos instantes sin saber si lo  recordado era de un sueño o de algo fa´críticamente vivido.

¿Cómo Morimos?

Escrito por jesusricartmorera 03-06-2008 en General. Comentarios (0)

 

La muerte está inscrita en la vida y es su terminación natural. Son dos dimensiones complementarias pero que sin embargo se viven totalmente escindidas. Hay culturas más funerarias que otras (la hinduista y la balinesa profesan cultos a la muerte y celebran festividades en torno a ella)y otras que aparentan negarla aunque en términos cuantitativos tengan más índice de mortandad. Por su propia condición la sociedad bienestante y que colma de juguetes y satisfacciones a sus hijos y ciudadanos, corre tupidos velos sobre los acontecimientos luctuosos aún tratándose de la noticia permanente en un lugar u otro, cercano o distante,de los ámbitos a los que estamos conectados como informados. 

La  casi totalidad de noticias de muerte que más nos impactan son aquellas que tienen la condición de evitables (violencia gratuita, accidentabilidad, suicidios, autolesiones y crisis físicas)y ante una buena parte cabe pensar  en una cierta precocidad de ella. !hay tantas cosas que uno quiere hacer y  la vida acaba siendo tan corta y pasa tan rápido! Nuestra seguridad social y  nuestra condición de asociados de hospitales, colmados así  también, sus afiliados, de garantías y atenciones médicas, nos permiten pagar tiempos extras más allá de una hora final (si es que alguien o algo la decide).es sabido que en la actualidad más que nunca la Tercera edad,sumada a la Cuarta (las personas que superan el umbral de los 75/80  años de vida) son cuando menos la 6ta parte de la población con tendencia al incremento. La tecnología sanitaria permite perpetuaciones de vida corporal que unas decenas de años atrás eran inviables.Hoy un cuerpo entubado puede seguir manteniendo el sistema neurovegetativo.

 Sin duda, todo el mundo apuesta por demorar al máximo esa cita con la guadaña[1]  simbólica, aunque no siempre los años de senectud sean años de lucidez.

Argumentaciones por la Eutanasia y situaciones de excepción como  vivir a merced permanente de los cuidados ajenos,  tal fue  la experiencia de Sampedro[2]  y su enseñanza-mensaje último con la muerte voluntaria; vienen a actualizar un debate nunca del todo terminado, puesto que la naturaleza de la Vida es una lucha por el Olvido de su condición de mortandad.  El primer silogismo que nos educó fue el de nuestra condición de mortandad. Todo los seres humanos son/somos mortales y ese supuesto debería prepararnos para un desenlace final. No solo no es así, sino que especulamos con toda clase de continuidades y hacemos de experiencias extrasensoriales y de relatos espiritistas patrón de ley para hacer inferencias tan descomunales, tales como, que el más allá es mejor que la vida terrestre, o que todo el mundo accede a un más allá. Lo que sí parece estar fuera de toda duda es la inevitabilidad con un último suspiro y un traspaso a lo desconocido (el proceso de descomposición corporal es algo in-sentido previamente, por lo tanto absolutamente desconocido)del que no está claro si se puede dar cuenta de ello. en todo caso esa previsión de muerte, es decir, la de ser seres vivos sujetos a la previsión de tal desenlace, nos imprime un carácter y un modo de ser. Lo que distingue a los humanos de los  animales no es la pretendida capacidad de razón o el  primer concepto  de racionalidad que nos enseñaron en las escuelas, sino la consciencia del morir, el conocimiento de lo perecedero, el sentimiento de transición, la convicción de que el ser incluye al no ser tal como lo entendemos.

El modo de morir depende de las reflexiones que hagamos de la muerte desde la vida. Su convocatoria no deja de ser el momento más extraordinario de todos los sucesos, junto al de nacer, y por muchas ansiedad y temores que comporte ¿se puede negar su valor estimulante para pasar al otro lado: sea el de la luz o el de las tinieblas? Se suele decir que se muere de acuerdo a como se ha vivido. La cuestión es que la perspectiva de la muerte y de acuerdo con los valores  que se asocian a ella, condiciona la vida. Por lo general no pensar en ella es una profilaxis para enfrentar la cotidianeidad. E incluso recibirla  muy cercanamente, por la muerte del compañero, la del padre, la del hijo,la del hermano, la del amigo, la del camarada, la del vecino; es algo que se ve como ajeno, que le ha pasado en el otro, y aunque perfectamente  podía haber pasado en uno, evidentemente no puede ser sentido como si así fuera. Los vivos quedan para las luchas y sus miserias y grandezas, y los muertos para sus reposos y leyendas.

¿hay un diseño para la muerte? Sí que lo hay. Puede formar parte del deseo, no solo en su pulsión terminalista en los momentos oscuros de la depresión  sino también como una escena de final definitivo. Ante su proximidad o presentimiento no es extraño que hayan indicaciones para organizarla y una pre-representación mental de como puede ser. Si la muerte es tomada como viaje al Cosmos  y tal vez a la devolución de ese átomo inicial del que todo partió, la vida vivida acaba encontrando un sentido del ciclo al que pertenece, y que cuando existía tanto le costaba entender.

 

 



[1]  Blasco Ibáñez, Vte. En Los 4 jinetes del apocalipsis. describe con impacto la figura de la Muerte: el personaje que viene a cobrarse lo que todo ser vivo le adeuda.

[2]  RSampedro  llevaba muchos años postrado horizontalmente debido a su tetraplejia por accidente y durante sus últimos de vida fue noticia repetida por su solicitud judicial  de muerte voluntaria. La negación institucional de su demanda le condujo a preparar  su  desconexión de la vida con la ayuda de personas que le querían y simpatizaban con su causa, sin involucrarlas en ninguna responsabilidad punible, por ello.

 

 

El deseo psicoanalítico

Escrito por jesusricartmorera 03-06-2008 en General. Comentarios (0)

El deseo Psicoanalítio neutralizado.

Todos los actos de vida tienen una relación con el deseo y todo deseo choca con el real de las posibilidades. Si hacemos un ejercicio mental de un supuesto recorrido al azar por espacios cotidianos, veremos como el deseo impregna los discursos, las miradas y la gestualidad. No es un deseo limitado a la posesión física del otro, sino expansionado a la aprehensión de los mensajes en curso en la interacción con ese otro.; donde el contacto con el mensaje de la erótica  también está incluido y sutil o extrovertidamente expuesto. 

En el espacio psicoterapéutico, el feeling  entre emisión y escucha, se mantiene en estado larvado desde el primer instante en que una parte decide elegir a otra para hacerla depositaria de sus intimidades. Ese volcado de confesiones ha sido hasta este momento patrimonio de los espacios íntimos, de aquellos lugares en los que el habla iba asociada a la sentimentalidad; a partir de ahora, el espacio de entrega de lo que uno es, se hace en unas condiciones de asepsia, entendida por la supuesta desemocionalización aportada por el rigor profesional de la escucha. O al menos tal actitud distal (desimplicada y desemocional) es lo que se espera.

La ventaja que aporta la figura psicoanalista frente a los artefactos biográficos entregados, es que no va a dejarse entrampar por el laberinto que encierra los conflictos presentados. Eso no significa que desde la escucha no se empatice frente a la problemática oída y no se sentimentalice con la angustia presencial.Tampoco significa que la percepción profesional sea no-humana, y esté por encima de las leyes del deseo.La figura psicoanalista como cualquier otra figura humana también se enfrenta a las leyes que gobiernan su psiquismo desdela factorialidad del deseo y su gestión.

 Por encima de todo, el encuentro terapéutico, es una alianza entre una parte consultante sobre elementos trágicos que le afectan y una parte consultada que aporta  el nexo de conexión con la casuística y una técnica de cura. Tal alianza terapéutica, no queda fuera de la característica común de enmarcamiento de una cita entre dos humanos,con sus atributos presenciales determinados; atributos que no van a ser  pasados por alto. Eso vale para situaciones de encuentro entre personas del mismo o de diferente sexo, pero  va a  resultar más exacerbado en una situación heterosexual[1] . El encuentro terapéutico  cumple su función si desde el primer instante se trabaja con todo el material aportado por la parte consultante, y la parte consultada ni se autocoloca como modelo a seguir ni se autoempuja para volcar su propia biografía.

Las informaciones que llegan de psicólogos que emplean los tiempos de sesión para hablar de sus propios problemas ponen en entredicho su calidad profesional y su equilibrio personal además de afectar la imagen gremial.

Durante innumerable sesiones y años la relación  puede y debe seguir siendo unilateral en el sentido de la confidencialidad. Una parte habla y sigue hablando de lo suyo, y la otra parte sigue posicionada en la escucha más o menos críptica revelando una metodología de tratamiento. Son dos personalidad,donde uno aporta la novela y el otro la escucha. Son dos, donde uno  intenta entregar toda su verdad y el otro la teoriza. Son dos, donde uno pone al descubierto sus contradicciones y colisiones y el otro se establece como un referente sólido con el que poder contar para esa entrega. Tal peculiar y asimétrica relación no está exenta del peso de un nuevo registro de sentimentalidad y de la fuerza del deseo concurrencial.entre la parte confidente y la escucha inevitablemente se desarrolla un feeling, una sentimentalidad  para que le vaya mejor a la otra persona.Especialmente, la figura psicoanalítica, que hace la acogida y el arropaje puede estar teniendo una resonancia de amorosidad paterna o materna. Aunque posiblemente tenga que ver más con su pose actitudinal que no en una emoción fresca. quien pone la escucha pone también la sentimentalidad pero que queda en suspenso tras cada sesión puesto que no vuelve a retomarla hasta la siguiente ya que no hay contacto convivencial entre las partes.

 La otra parte, más ocupada en sus artefactos y conflictos, no estará en  condiciones de una reciprocidad[2] .Y de darse ésta, solo cabe atajarla,como parte del tratamiento de la transferencia. Hay innumerables fórmulas corteses y discretas para reconducir la atención del/de la consultante a los intereses temáticos por los que viene a pagar un espacio de comunicación donde reconstruir una personalidad.

El setting analítico  posiciona unas energías diferentes a la vida habitual.En ésta las probabilidades de encuentros empáticos  quedan demarcadas por los compromisos establecidos.Allí la probabilidad de la sinergia es alta y lo único que la reduce es la propia resistencia de/de la consultante.La función terapéutica es la encargada de una profundización y de llevar las preguntas más allá de donde son posibles las respuestas. Ese avance de introspección. tiene una dinámica propia por encima del feeling latente[3] .La cura no depende de si hay más o menos identificación con el/la terapeuta.Al contrario, cuando hay identificación cabe cuestionarla. El/la paciente necesita encontrar su propio automodelo existencial, por lo tanto la identificación con su identidad en reparación.

Las referencias a analistas y analizantes que pasan por la cama o que incluso terminan en convivencias y maridajes son derivaciones excepcionales y en todo caso truncan un proceso que debe seguir en otra parte.

No acudiré a ninguna moral sobre la licitud o no de que un enamoramiento entre consultante y analista sea altamente negativo y debe ser siempre negado. En todo caso quitaré el axiomático de siempre. La probabilidad de ese enamoramiento reciproco, con la contratransferencia que implica debe ser reconducido analíticamente.

En todo caso la figura analista que se enamora de su paciente puede tener que ver con su propia incapacidad para disociar  los problemas ajenos de la persona que los trae a consulta.Y aunque hay excepcionalidades para todo y también para una historia de amor entre ambos dado el caudal de información personal y sentimental que se vierte, la figura analista es responsable ante la psique de la analizada por sus conductas que puedan causarle daños irreparables.

Por lo que hace a la apología de la psicoterapia sexual para combatir cuadros clínicos de bloqueo o  incluso de inexperiencia es un punto y aparte. El contacto físico entre las dos figuras de un análisis no  tiene porque descartarse a priori de un modo sistemático.Sí, en cambio, las posibles tipos de relación o capítulos por los que se relacionen. Siempre ha sido discutido que alguien pueda ser analista de una problemática sentimental convivencial en la que participa por las dificultades en tomar la distancia debida. Otro asunto es la situación inversa en la que el/la analista se enamora de su analizado/a y a partir de aquí  se introduce otros fluidos de contacto y de informaciones al margen de la relación analítica.

Por lo general el trabajo se desempeña adecuadamente y con fluidez cuando el deseo queda neutralizado.De hecho la proyección transferencial queda definitivamente trabajada desde su trascendencia. La neurosis de abandono  de un desamor suele cursar hacia una neurosis transferencial para finalmente acabar en una autonomía sentimental.

 



[1] Eso puede explicar una cierta rivalidad de  las parejas de los o de las pacientes que se entrevistan con psicólogos que no son de su  mismo sexo. El fantasma in crescendo  de tales parejas  puede constituir un peligro para el desarrollo del tratamiento terapéutico.

[2] Para compensarla,suele mencionar la posibilidad de una mistad después del tratamiento o de una relación posterior.Pero  como  se suele pertenecer a esferas de relación distintas, sin descartar esa posibilidad de citas epiologares extra-terapéutica, es difícil que den  lugar a una continuidad relacional, a no ser de que surja algo más que visitas de cumplido o citas de celebración.  La relación bipersonal entre una/a expaciente y su terapeuta,se ha dado y  se continuará dando. De darse con posterioridad, concrtaría  el revival del feeling ya dado o constituido en el período de Consulta.

[3] Una cierta distancia corpórea entre aconsultante y escuchante permite la concentración en el/los tema/s presentados. La mesa de despacho por medio  magnifica la relación distal. Otras ubicaciones dentro del mismo despacho la reducen: la figura escuchante en la cabecera  del diván, o un tú a tú entre butacas próximas sin ningún objeto de por medio. No obstante la distancia corporal total, resulta gélida y  quita información estimable a la interacción.eE saludo de mano a la entra y salida de la cita da información también del estado de ansiedad o relax del cliente.Así mismo, en determinados momentos de tensión o crisis el proceso de habla, cabe  el contacto corporal prescrito de animación. Tales contactos (abrazo sostenido , tocamiento de manos, imposición de manos en la frente, palpación del plexo solar, masaje en sienes y nuca; y presión ligera en pies y rodillas) deben ser considerados para la función que cumplen en quien los recibe.

Itinerarios

Escrito por jesusricartmorera 03-06-2008 en General. Comentarios (0)

ITINERARIOS[1]

 Un itinerario es un recorrido tempoespacial que permite el contacto con unos contenidos. Un análisis personal es un navegador o explorador por los distintos itinerarios que una biografía dada  ha recorrido. Podemos tomar la observación de todo sujeto como la centrada en sus distintos itinerarios solapados o no que haya realizado o siga manteniendo en parte. Estos pueden ser verdaderos círculos concéntricos  cuyo paralelismo distal  permite su no interferencia, o bien como seguimientos en espiral los unos dentro de los otros o entrecruzados. Generalmente un itinerario es paralelo e interferido a otros, y no seriado en el sentido de uno distinto por etapa distinta.

Los itinerarios abordan las grandes áreas de vitalidad. Basta preguntar a cualquiera lo que hace en la vida para que enumere improvisadamente la mayor parte de sus itinerarios. otra cuestión es la consciencia de ellos en cuanto constantes o variables de proceso por distintas etapas.

El itinerario residencial es posiblemente el primero que se tiene en cuenta. Cada relator empieza a comentar su vida ubicándola en un determinado lugar de nacimiento o de niñez.Incluye los lugares de vida y los  viajes de un determinado tipo que se prolongan en los lugares visitados.

El itinerario formacional es uno de los que son recordados como primigenios. Las primeras lecciones nunca son olvidados.Los años escolares  pero también de conocimientos personales con maestros espontáneos de la vida. Lo formacional es todo lo curricular en su capítulo de estudios, saberes y acreditaciones.Incluye los estudios autodidactas y el recorrido bibliográfico por los temas de interés.

El itinerario relacional viene dado por el seno familiar, las ubicaciones, la escolarización, los primeros juegos y las primeras amistades. La existencia entera no es más q una rc continua con objetos de adhesión y cariño: unos son personas , otros son cosas y finalmente unos terceros son valores o conceptos.

El itinerario profesional y consiguientemente laboral.Constituye el contacto experimental y productivo con las cosas en sí.Es la intervención gestativa y regeneradora de la materia para su modificación hacía otro estado. Es el mundo subjetivo del trabajo y una delas constantes de relación sociocolectiva con los demás por la ubicación compartida en un centro de producción o de servicios o de intercambio de funciones sociales.

El itinerario intelectual es el creativo por antonomasia. Cada fuente intelectual expresa su sensibilidad y su razón de distintas formas y no solo a través de las letras. es la dimensión creante. Lo intelectual expresa la aprobación por el propio pensamiento y prisma de formas nuevas con las q ver el entorno y el mundo.

El itinerario amoroso. Es una parte peculiar de los afectos y que está incluido en el relacional pero que es obligado a una atención deferente y separada.Son las elecciones preferentes de los partners y los objetos fundamentales de amor y deseo.

El itinerario proyeccional.Es el que consiste en las tablas de objetivos, los propósitos existenciales, los planes de realización, las cartas de deseos, las propuestas de innovación y el  propio sentido de la vida.Es el que concreta la misión personal del ser y en el hacer. es el planning o planificación por excelencia. La respuesta al ¿que hacer? y el saber de la conducta elegida y de sus consecuencias.es el mundo de la empresa y de los negocios propios.

El itinerario conceptual.Es la dimensión del cambio y recorrido de modificaciones substanciales en el pensamiento: el cambio de valores. La elección y reafirmación en unos principios.Las críticas, autocrítica y contracríticas.

El itinerario político.Es el itinerario del vínculo o vínculos sociales.el universo militante. La toma de posturas ante la vida colectiva,nacional y comunitaria.Está incluido parcialmente dentro de otros itinerarios: el de los conceptos, el  delos proyectos  y el de las relaciones, pero que requiere un trato deferencial para sopesarlo en su justa magnitud.

El itinerario somático, registra los episodios sintomáticos de la existencia corporal.el tipo de enfermedades y señales físicas configura elementos vitales de personalidad.Incluye también todo lo relativo a los juegos y prestaciones con el cuerpo.La dimensión deportiva puede ser tratada aquí y la relación con los cuidados orgánicos y la ingesta también.

Estos  itinerarios o diseños no siguen un orden cronológico y ni siquiera un orden.Pensando en términos temporales, todo empieza por una relación, con lo cual lo ubicacional puede ser entendido en segundo lugar.Pero paradójicamente no hay relación sin ubicación. Lo formacional viene a una cierta distancia y en particular las elecciones de estudios que generalmente llevan a pasar por tomar por propias las  opiniones de la tradición.Es la pasación por lo heredado,situación obligatoria para luego pasar a otra de depuración propia y de exclusión de lo que ha sido tomado por válido y deja de serlo: así empieza el itinerario elaborativa o intelectual: el del pensamiento por cuenta propia.El conceptual ya había empezado con la suma de creencias adheridas pasadas por la sociedad adulta y transferidas sin posibilidad de otra conducta de creencias que la impuesta.En cuanto a lo creativo se trata de una dimensión precoz y con tanta más viabilidad cuanto que los criterios paido activos han incorporado el factor de inventiva y libertad de ingenio en multitud de técnicas de desarrollo educativo. Mirando atrás, casi todo el mundo puede encontrar en su niñez el inicio del itinerario creativo, que va tomando  forma y va siendo intelectualizado con el paso del tiempo.Sin duda puede ser tratado como un itinerario diferencial del propiamente de elaboración intelectual.En todo caso se trata de la obra o de lo obrado. aparentemente es el itinerario exclusivo para artistas o para intelectuales teóricos o académicos. De hecho es una dimensión tan humana como cualquier otra y que es constituyente de la elección libre de vida multidimensionada.

Los itinerarios curriculares por excelencia: formación y experiencias profesionales quedan afirmados por  una variedad de interacciones, tanto más variada según las circunstancialidades de déficit de empleo o de superávit de programas de estudio. Puede pronosticarse que a mayor interacción con el mercado del trabajo mayores probabilidades de promoción profesional existen.así mismo a mayor inversión en estudios y créditos y titulaciones, mayor carisma obtenido y mejor predicción como candidato/a para un puesto.

Psicológicamente no obstante, los abanicos heterogéneos de actividades formativas y de los otros tipos, pueden pronosticar inestabilidad o su equivalente en forma de búsqueda permanente. En realidad cada perfil itinerante con toda probabilidad se corresponde con los otros.Los itinerarios no son sino factores aspectados de personalidad o sus proyecciones.Son las producciones de campo de cada vida.Los itinerarios proyeccional y conceptual dan cuenta con mayor exactitud de los anhelos pero no hay un solo itinerario que no fluctúe en función de sentimientos o/y de planificaciones. Hacer observaciones heterogéneas sobre no importa que componentes anecdóticos pueden ser extendidas transversalmente por medio de todos o parte de los itinerarios confundiendo la pertenencia de cada conducta a su ciclo evolutivo (su espirálica de crecimiento).Ubicar cada observación tanto en sus coordenadas transversales como a su itinerario de inserción es fundamental para evaluar objetivamente el dato aislado.Eso significa que un mismo dato puede ser tenido como catastrófico en relación a su momento y lugar, y como muy acertado si es relación con su itinerario de pertenencia, puesto que el proceso de este lo documenta y lo hace aparecer como necesario.

Todos los itinerarios son dimensiones recíprocamente complementarias.Tratar de categorizar una como la prioritaria dela que dependen todas las demás es una pretensión osada que condena tal definición al fracaso.Algunos estudios pretenden correlacionar la coherencia del perfil de personalidad a partir de una menor variabilidad interdimensional y así mismo una menor modificación intradimensional. La estabilidad como su compendio, es a fin de cuentas, decidida a partir de umbrales de oscilación muy estrechos.Por el contrario a mayores umbrales de oscilación de datos se conjetura una mayor inestabilidad psíquica con peores pronósticos de conductas futuras.Hay otra lectura distinta para ésto: una amplitud de umbral  en el que oscile un gama de conductas es una longitud de onda en el que puede explanarse la la naturaleza personal y toda la potencialidad creativa  que contenga.Eso avalaría  la tentaculización hacía los registros de cantidades como parte de un proceso de ensayos múltiples que permitan cualificar los aciertos. En un primer momento un exceso de registros va en contra de la consolidación de posturas.Así es: un exceso de experiencias se opone al asentamiento de aprendizajes valables puesto que aquellas quedan en trance de asimilación.Pero por otra parte la posibilidad de experiencias no es otra cosa que la posibilidad nutricional seriada o en paralelo de multitud de fuentes. Todo empieza por el tipo de nacimiento y de antecedentes.Los hijos de personas de distintas culturas y lenguas, pronostican en el futuro mayor recursividad y éxito que los  hijos de una antecesores de una sola cultura. Pero así como en  un tipo de itinerarios son premiadas las conductas heterogéneas y múltiples, en otros se prioriza y promociona la singularidad y la exclusividad. El itinerario de relaciones,  si cuenta con innumerables contactos pero superficiales suele ser pronostico de poco arraigo.Pero incluso en casos extremos la singularidad es ineludible (la constatación de unos padres únicos, o en su defecto, de unos tutores referenciales es esencial para el crecimiento  psicoestable de los niños).No son posibles todas las relaciones, y las unas acaban siendo excluyentes de otras. Dentro de las relaciones sentimentales y concretamente los amores elegidos o/y vividos, marcan procesos altamente significativos.Pueden ir de una sola relación,incluso ficticia o platónica pero que igualmente nutre de imaginariedad y deseo de toda la vida, a una cierta cantidad de ellas; pretendiendo reinicios de la misma historia cambiando de personajes.Los cuales pueden constituir fundamentales razones, por no decir únicas, para continuar dando marcha a la vida y seguir con los otros itinerarios que en conjunto, pueden verse secundarios frente a este. El amor periadulto a diferencia de las relaciones sentimentales heredadas es posiblemente el capitalizador de los otros proyectos de vida, mayores o menores.

En el campo conceptual, un ser humano se reduce a aquello en lo que cree, a sus principios y por consiguiente a sus palabras.No es preciso ser escritor o hablador sistemático para certificar esa substancialidad. Después de todo lo que acumula como importante y todas las experiencias realizadas, al ser humano le queda fundamentalmente su experiencia, por lo tanto su capacidad de autoaplicación de sus conclusiones y la capacidad de  transmisión de las mismas.Eso es algo que se hace a través de la palabra.De hecho es el nexo absolutizador y presencial en cada itinerario seguible.En todos los signos comunicacionales son los que premien ser diferenciados entre sí.el mismo sujeto hablante habla de distintas maneras en función de su multitud de roles,tales como los de: hijo, amante, profesional., universitario, intelectual, artista, empresario, filósofo, paciente, conceptual, explorador, político o territorial.

Cada itinerario marca el discurso de su itinerante.Lo que reproduce la ley de que la elección de objeto de adhesión o interés predispone una visión acerca del mismo y un estilo de palabra. El conjunto de itinerarios que  todo ser en tanto que entidad planificadora se plantea en su existencia se implementan en los itinerarios que como grupalidad, se siguen.El ser humano como entidad vital que racionaliza su experiencia, se hace itinerante de la historia en la que es ubicado  aleatoriamente.De su itinerancia emergen los métodos de vida con los que extraerlos mejores resultados posibles hacía su bienestar y felicidad.

 

1.De la noción de los itinerarios biográficos a su estudio sistemático como un instrumento de diagnóstico.

Las áreas descritas  planteadas como diez itinerarios o desglosadas en los subitinerarios descritos que están incluidos : el del  amor elegido dentro de  las relaciones sentimentales generales, el del ejercicio y comportamiento corporal dentro de las respuestas somáticas, o el laboral-heterónomo dentro del profesional autónomo; son la base holista para construir un  test de  biografía que  correlacione todo lo que interesa en una vida y no solo se limite al  dato grotesco o último de una delas dimensiones. Cada itinerario en una persona no es un proceso aislado delos otros, sino que es su síntoma además de su causa. Encontrar la virtud sintomático-causal en un mismo hecho conductual es posible si se tiene en cuenta que la conducta humana está desglosada en bastantes tipos de comportamientos:se trata de los roles circunstanciales explicados por elementales teorías del personaje. En cada ubicación y en cada rol se ejerce una función determinado y se emplea un guión distinto. Para  manejarla combinatoria interdimensional a la vez que estar al corriente de las incorporaciones década itinerario es obvia la necesidad de  un instrumento sensible de evaluación de personalidad y sus pronósticos  biosomáticos. La tradición de los psicotests  tiene un largo recorrido por errores. Goddard[2]  ya enseño anticipadamente- y contra su  previsión,- el terrible daño que se puede hacer con la categorización por un instrumento defectuoso y por la aplicación inadecuada de un concepto. Siguiendo sus criterios, la mayor parte de miembros de algunas culturas viviría b bajo la señalización de  una categoría discriminante. Por otro lado cualquier clase de test, incluso los mejor construidos pueden someter una conversación o una captura de datos a la gelidez de su instrumentación  e invalidarlos por la vía de su desnaturalización, lo cual fue estudiado por Perron y Perron,[3].  Si toda entrevista entre  un entrevistado y un entrevistador colocado en un determinado estatus de especialidad puede resultar parcialmente intimidatoria, la respuesta a determinados tests construidos artificialmente, todavía pueden dar predicciones más erróneas.

El problema de las dimensiones de un test para convertirlo en un instrumento de predicción impecablemente científico es que acotarla a todos sus componentes es infinitamente complejo.  Agotar una conducta en unas cuantas dimensiones es una temeridad y contraponer una panorama biográfico inter-itinerante, que contenga cada itinerario varias dimensiones conduce el estudio a  metodología estadística de grupos de  entradas de datos: el de cada itinerario aislado de los otros, el de los fragmentos solapados entre itinerarios, el de las dimensiones de cada itinerario, el de las dimensiones repetidas en dos o más itinerarios. Puedo tomar la dimensión humor  como algo que me interesa especialmente medir como un constituyente caracteriológico que quiero relacionar con salud. Rojas Marcos[4] ,entre otros ha establecido las ventajas de la risa, que es una concreción expresiva del humor, para el bienestar mental. Rastrearlo me  puede llevar a encontrarlo en el itinerario relacional y tal vez en algún otro, y posiblemente de  no encontrarlo sistemáticamente nunca en el profesional o en el somático, puedo estar determinándolo como valor en negativo por su carencia y su causación en unos determinados estragos de inserción social, de éxito económico y de salud física.Cada aspecto concreto en el q se pueda pensar habrá que pensar cuando menos en  un doble tratamiento o pesquisa como elemento dinámico de personalidad y como componente (ausente/presente)dentro de un itinerario.

aparentemente la complejidad de un itinerario con todos los elementos de variación que pueden estar presentes,por su verticalidad a través de los años ,quedaba resuelta por la acotación dimensional.Una de ellas que ha hecho furor tanto en los foros psicológicos como fuera de ellos, ha sido la de inteligencia.que pese a su uso y abuso nunca ha tenido una aquiescencia total.Ya Zempleni impugnó el concepto occidentalizado de inteligencia que no tiene pq ser el mismo en culturas distintas. Y Zazzo[5]  estableció  críticas en un campo tan estudiado como el comportamiento entre gemelos para cuestionar la validez de los tests usados tradicionalmente para sus seguimientos. Su teoría es que el niño se construye, todo comportamiento es una construcción.El estudio de gemelos monocigóticos  así como dicigóticos,presentan igual diferencia en cuestiones de aprendizaje, estableciéndose que el medio ambiente tiende a igualarlos.La investigación herencia/,medio dio por resultado que verdaderos gemelos se parecían entre sí  tanto como falsos gemelos o como dos niños elegidos al azar.Eso le condujo a poner en duda la validez de los tests, ya que los de personalidad no son tan fiables como los de inteligencia.Los resultados se repitieron varias veces y constató que también en otros autores que interpretaron equivocadamente como error. La conclusión no puede ser otra que dos historias personales jamás son completamente idénticas.En una investigación de influencia del experimentador sobre la muestra examinada demostró que las características físico-.personales de los investigadores alteraban los resultados de las pruebas. Señala la inteligencia del gesto y destaca  la maravilla del gato agazapado que salta sobre su presa, fenómeno para el que establece una solidaridad dinámica entre cazador y cazado. Para explicar el tránsito de la herencia localizada en el óvulo hasta la herencia manifestada conductualmente imagina 3 fases diferentes: el nuclear o cromosómico, el somato-orgánico y el psíquico.La acción del primer nivel sobre el tercero queda explicada solo a partir del segundo.La conducta psíquica es el producto del nivel cromosómico inscrito en el orgánico.Todo se reduce a un encadenamiento de fases sin otros imponderables variacionistas.

La inteligencia como una de las dimensiones mas constantemente pretendidas capturar, tal vez por la quimera de hacerla cuantificable a voluntad una vez desentrañados sus secretos, ha admitido tantas definiciones como autores la han pretendido conceptuar.La cuestión es que a definiciones más exhaustivas le ha correspondido una mayor incomprensión y definiciones relativistas como la de Wechsler que la  define como la capacidad compleja del individuo de actuar y pensar de una manera racional y de tener rcs útiles con el medio ambiente, la coloca en la practica como una variación comportamental. Tomada como capacidad para la actuación y el pensamiento, nada permite inferir en que el ejercicio de tal capacidad sea estable y puede suceder que se dé más o menos activamente según en que itinerario o registro de grupo conductual se evalúe así como  la conexión que guarde con las dimensiones motivacionales. Por decirlo paradójicamente la inteligencia como facultad puede ser inteligentemente activada o  desactivada en función del peso concurrente de  razones lógicas de desmotivación. Por lo tanto en lugar de ser tomada como una dimensión estable solo medible por un patrón estándar que de un número de coeficiente o cualquier otro signo ordenante, puede ser tomada como una facultad-con variable de comportamiento, semejante a otras muchas competencias de las que se compone la vida.

Ante ese relativismo llevado a un estado excesivo se puede  puede  objetar su conversión en una falacia metodológica para negar las mediciones.Si no hay mediciones no hay enumeración de datos y eso ocasiona una demora en su interpretación o un sabotaje. Lo cierto es que repetidamente y para todos los ámbitos de las producciones humanas las propuestas de medición de lo hecho y de lo caracterial se ha tomado como técnicas de previsión. Dentro de ello la inteligencia ha tenido esa consideración especial de ser predictora de otras muchas dimensiones.Spearman contribuyó a la desabsolutización del concepto como dimensión única. .Trabajó con tests y estudios de correlaciones matemáticas entre diversas pruebas. concluyó que hay un factor G (factor general de inteligencia) y unos factores s (factores específicos) como aptitudes particulares. representa fundamentalmente una actitud de investigación, más simbolizada por los británicos q por los estadounidenses, dominada por su influencia.Simon y Binet[6], al colocar un número a una facultad internalizada sin duda quisieron cientificar las estrategias de pronósticos.Si fue hecho con la inteligencia ¿porque no hacerlo con todo lo demás?: las posibilidades creativas, la capacidad mecánica para la producción, y todo el repertorio de aptitudes imaginables. Dar coeficientes altos en cada aspecto permitía reunir al sujeto con ese aspecto si ya formaba parte de su deseo, si daba coeficientes bajos, tenía que reprimirlo consistentemente porque su psique no estaba preparada-le decían-para su motivación. ¿donde quedaba la naturaleza del sujeto? ¿en lo que quería o en lo que marcaban los diagnósticos? Tal conflicto entre la querencia o intencionalidad por un lado y los medios o atribuciones de propiedad otorgados,pertenece a un doble plano coexistente en la condición (¿habría que decir trágica?) humana. Si se hace un esfuerzo imaginario en resumir  bajo la categoría de conflictos personales todos aquellos que vengan espontáneamente a la mente, nos encontramos con que una buena cantidad de ellos vienen generados por dobles comportamientos: el del deseo de algo y el del reconocimiento de una imposibilidad.el encarcelamiento del deseo es la mutilación de una parte substancial del ser, tras lo cual podrá existir pero con una parte de potencialidad definitivamente amputada. En ese sentido todas las “re”conducciones prematuras de la conducta a partir de un estudio exhaustivo de sus limitaciones, tendencias, rasgos, actitudes, valores y aptitudes, pueden condenar a un sujeto en formación a ser victima de un pronóstico. Cualquier conclusión de estudio de personalidad confiere unas atribuciones que producen una modificación.Schachter y Singer (1962)han sostenido que las atribuciones son guias situacionales que producen deducciones emocionales. Y tal ecuación es tanto más cierta cuanto más vulnerable es  la consolidación de personalidad en el momento de recibirla. Por eso si un cuestionario de evaluación puede producir impacto siempre, eso es particularmente grave en edades tempranas cuyos componentes formacionales todavía no han dado tiempo para la consolidación de unas defensas ante juicios de valor negativos e inesperados. el pronóstico todavía se hace mas indeseable cuando las razones para su reproducción igual al poco tiempo se extinguen.Sodak y Skeels[7]  han estudiado este contradictorio fenómeno. Ante tal panorama, continua siendo insustituible la entrevista en profundidad como el instrumento regente para el conocimiento de los eventos psíquicos y emocionales de la persona-objeto de estudio.Aunque como toda la información volcada puede conducir a una dispersión extrema no es sino su traducción en puntos dentro de una colección de datos, y por lo tanto en números lo que puede crear predicciones y previsiones racionales con suficiente anticipación como para atenerse a ellas. De hecho la concreción de una introspección en profundidad de la conducta, en un instrumento de diagnóstico es lo que hace del comportamiento incomprensible  de la materia psíquica, en capturable y comprensible. Y lo que pretenciosamente iguala/rá/ría a la psicología a las otras ciencias de la vida.Tomada la psique y el organismo cuerpomente como una expresión de la materia puede acercarla más a la comprensión que atribuyéndole narcisistamente la función exclusiva de la comprensión de todo lo demás en el universo como si fuera una parte ajena del mismo.

 

2.  Los distintos  itinerarios que se siguen como  vidas dentro de una vida.

 Una persona es polivalente y se mueve en diversos ámbitos. Su estructura y su capacidad electiva le permite hacer innumerables actividades  y pasar de su actualidad a su pasado  o a su futuro con la sola conexión del pensamiento hacía la retrospectividad o la prospectividad. Eso le permite estar en un contexto particular de ser y no ser al mismo tiempo, algo que lo diferencia de otras formas de vida instaladas y clavadas en su concreción.  El examen de sus itinerarios. le permite comprender en que cosas sigue siendo un resto de su pasado y en que otras anticipa elementos de futuro. Las tres nociones del tiempo dejan de tener el sentido categórico que  tuviera cuando la mente humana se sabe un proceso en lugar de un estado. Y para describirlo más exactamente  existe como un proceso de procesos. El individuo es en ultima instancia el que m´ñas puede informar acerca de su momento sinóptico y de todo lo que concurre en él. Monson y Snyder(1977 )han estudiado que las autoatribuciones son más confiables por mayor acceso a la información  personal que las dadas por un observador. Eso es tanto como deslegitimar las ventajas de un instrumento objetivo de evaluación por no decir que tal instrumento nunca puede tener la fiabilidad de la autoapreciación de los síntomas del tipo que sean. eso lleva a una tesitura contradictoria.Si la subjetividad es mas fiable que  los instrumentos pretendidamente objetivos por excesivo de rigidez, los datos a comparar pueden adolecer de un baremo común de referencia. Este tiene su discusión pero lo autoapreciativo tiene la suya también. En los procesos de autoconocimiento un  cierto número de observaciones de todo sujeto sobre si mismo no tienen porque ser ciertas, aunque sean intencionalmente sinceran o vengan a cumplir una función real del tipo que sea: punitiva, narcisista o perversa. A diferencia del léxico que habla en términos de temporalidad: lo que se ha hecho en tal o cual año o curso, y del que habla en términos ubicacionales: la experiencia de tal o cual viaje, situación o visita.El léxico de la itineración lo que hace es el seguimiento conceptual de un valor a lo largo de distintas épocas o de toda la vida tenida.El  sujeto observado así  es un diagrama de lineas que lo cruzan longitudinalmente desde un determinado momento de vida hasta otro. No todos los itinerarios duran exactamente lo mismo, ni tienen  una identidad en el comienzo o en el final; pero particularmente su mayor diferencia es la intensidad de sus contenidos. Mientras q todo lo relativo a proyectos, empresas, investigaciones y realizaciones(itinerario proyeccional) se correlaciona con las etapas demás energía y urgencia por colocar un nombre o devenir una referencia conocida o nombrada;lo relativo a sentimientos,pensamiento posicionado, interpretación existencial (itinerario conceptual)puede corresponderse  más intensamente con aquellas otras etapas de extinción de hiperactividad y deseos desosiego o paz desde el anonimato.

 El modelo explicativo de los Itinerarios  fuera de las coordenadas de tiempo-espacio, permitiría entender la multitud de tendencias contradictorias que puede albergar un solo ser humano y coexistir tanto con procesos inteligentes que le otorgan valoraciones impecables con procesos deformativos que son privilegiados para salir adelante con lastres a su progreso.En suma,explica porque el ser humano es la sede de la genialidad y de la locura y un vivero de proyectos y vidas  tan distintas según´ sus diversos momentos. Lo más extraordinario del análisis psicológico es que puede establecer tantas diferencias entre un individuo i  en dos momentos desconectados de su existencia (m1,m2 ) como entre un individuo i1 y otro individuo i2  en un mismo momento m compartido. evidentemente podrá establecerse una familiaridad entre m1 y m2 en cuanto su sujeto ejecutor es el mismo, pero el mismo grado de familiaridad se puede encontraren las conductas de dos i  distintos que comparten un espacio, un tema, una consideración y un enfoque polémico.Si esto es así pueden construirse cuadros de semejanzas entre individuos competitivas con los de intraindividuos y también de diferencias en el seno del grupo y de diferencias en el seno del uno. A partir de aquí las teorías de la personalidad como constructo de diferenciación individual quedan en entredicho y en su lugar la teoría del personaje como elecciones de roles de conveniencia en función de cálculos de adaptación circunstancial tienen una mayor lógica. Si en el lugar de la personalidad como par´ametro clásico que sostiene su unicidad y su inalterabilidad existe el repertorio de comportamientos personales convenientemente preparados y sostenidos.¿que impide dar un salto hacía una teoría de la vida múltiple[8] ? Una vida puede tener una representación corporal y sus varias representaciones itinerantes, de las que no queda exenta la transformación somática. Si una vida queda diferenciada en sus itinerarios y cada uno da una rendibilidad distinta quedando demostrado para cada caso, un comportamiento cualitativamente distinto en un registro u otro, ¿que impide hablar en términos de vidas distintas en una sola[9] ? De hecho puede ser tomada la vida de cada persona como  la consistencia de una representación. O la representación más sostenible es la que ha hegemonizado contra otras que se hallan en un estado de latencia y de represión parcial. Es así como una buena parte de las construcciones semánticas de las confesiones intimistas de las personas refieren alusiones del tipo tales como  que “no son lo que parecen”, o a “que las verdades van por dentro”.eso llega a incluir la intelectualización y exposición serena de una idea altamente sentimental o dolorosa que se ha podido experimentar unos instantes antes. Sostener  que la verdad real va por dentro es un predicado que lleva a inferir directamente que lo externo o representado no dice toda la verdad. es suficiente con recorrer con absoluta honestidad el itinerario proyeccional como para que un sujeto de cuenta de la multitud de contrasentidos que puede acoger simultáneamente. El equilibrio psíquico no queda medido tanto por el hecho de  no haya mas que la adecuadas  producciones mentales  integrantes de este itinerario, como el reconocimiento entre sus distintas partes referidas a lo posible, lo realizable, lo utópico, lo descartable, lo prioritario y lo demorable.Adoptar este concepto permite flexibilizar la actitud ante cualquier desorden de la conducta sin automatizar la aplicación de una técnica de uso para acabar con ella.No deja de ser curioso quelas posiciones predeterministas de la conducta humana  ubicando los modelos explicativos en su constitución o en su genética se hayan correlacionado con intérpretes cuyas ideas en lo político y en lo social  sintonicen con lo retrógrada. Terman[10]  sería un excepción. Si la vida es un proceso de itinerarios que se entrecruzan, paralelizan,cooperan y obstaculizan según cada tiempo y coincidencia de intereses o no, puede ser interpretada como vida de vidas y bajo tal óptica entender  que su expresión o no, solo depende de la lista de espera o de la prioridad que tiene. Algunos delos itinerarios viven permanentemente eclipsados por otros.El creativo e intelectivo puede estar sin ser conocido  durante toda la vida y esto explica que muchas personas permitan extrovertir sus potencialidades a partir de edades insospechadas cuando ya han resuelto sus responsabilidades o sus itinerarios exhibidos tomados por únicos o exclusivos. El itinerario conceptual puede llegar a vivir como un dialogo exclusivo con la gente más próxima y de confianza o incluso solo como un pensamiento privado no comunicado a nadie. Su supeditación total a la representación pública puede generar colisiones entre el ser y el hacer, o el crer y el representar, llevando a crisis de identidad y a pronósticos de desequilibrio. cuya mecánica no es tanto una pluralidad de contradicciones como la incapacidad en su manejo. De todo ello el sujeto substancial es el  director de su orquesta y el mánager de sus personajes. Si Osterrieth[11]  ya había asegurado que algunas capacidades no son heredables, también cabe decir que para una pluralidad de experiencias solo cabe la capacidad  substancial del sujeto para interpretarlas  de acuerdo con su línea existencial y sus conveniencias.

 

 

 

 

 



[1] Itinerario es una palabra que implica multidimensionalidad y  que responde a una noción alternativa a la de de dimensión referida a un solo aspecto.Para este texto itinerario es el conjunto de actuaciones y recorridos por  unas coordenadas de actividad básica.

[2] Goddard, Henry H. inventor de la palabra imbécil. En 1912 realizó muchas pruebas de inteligencia a los inmigrantes que arribaban a los USA dictaminando que el 83% de inmigrantes judíos podían recibir ese calificativo.

[3] Perron-Boreli,M. y R.Perron han analizado a fondo la rc entre la carga afectiva del preguntado en un test y la influencia en los resultados de su pasación como prueba.

[4] Rojas Marcos.Luis, sostiene que  la risa involucra la contracción de 15 músculos de la cara acompañadas  de respiración espasmódica y de sonidos entrecortados irreprimibles es un acto humano tan sorprendente como inexplicado a pesar de ser objeto de atención por un montón de disciplinas.Durante siglos la risa ha ido unida a la agresión e/personas y reír es una manera expresiva demostrarlos dientes: una delas armas de lucha en situaciones de extremada violencia y que se presume ha sido usada por nuestros antepasados.Afirma textualmente que  la risa ”Alegra la vida y probablemente la alarga”

[5] Zazzo,René. (París 1910-) Les debilités mentales, Paris 1971..Colaborador de Wallon desde 1936 al que le sucedió en la dirección del laboratorio de la Psicología del Niño., dependiente de l´ecole practique des Hautes ëtudes.Drtor del laboratorio de psicología del Htal Henri Rouselle de profilaxis mental del depto del Sena..Profesor de psicología genética Uni de Nanterre.Conduites et conscience (1962,68).

[6] Simon con Binet  en 1908 establecieron el CI a partir de la división entre EM edad mental y EC edad cronológica multiplicado por cien., haciendo un baremo de catalogaciones, desde deficientes (0-65 de la puntuación) a estados de genialidad (a partir de un +140) pasando por borderlines (66-79) normalidad mediana (91-110) y superiores (120-127)

[7] Shodak,Maria. con Harold M.Skeels en un tr experimental con la técnica de test-retest,confirmaron la tendencia a una no repetición e los resultados, que se extingue totalmente a partir de la quinta pasación.Sostienen q la correlación entre los CI de niños adoptados y el nivel de instrucción de sus padres verdaderos era de 0,35.Hay un nivel de instrucción correlacionado con el CI.

[8]  ajena por completo a cualquier especulación de tipo esotérico sobre la vida reencarnada.

[9]  Hablar de dobles vidas o acusar a quien lleva doble vida ha ido asociado a l descrédito  tras el reconocimiento del engaño asociado a ellas. Sin entrar en las cuestiones morales acerca  de los contenidos acusatorios contra aquella clase de conductas en que los implicados en un registro no están al corriente de los implicados en el otro y viceversa (piénsese en bígamos,autores apócrifos, confidentes policiales,”durmientes”-en el argot del espionaje internacional- ladrones de guante blanco o cualquier actuación no confesable abiertamente ), la profusión de comportamientos de este tipo  son suficientemente indicadores  de la tendencia connatural del ser humano a llevar varios propósitos en paralelo, no admisibles para los contextos en los que viven.

[10] Terman,clasificado políticamente como liberal, una excepción dentro de los partidarios de la herencia en la formación constitutiva de la conducta.

[11] Osterrieth. ya sostuvo que la inteligencia, así como la capacidad de concentración, la pereza o la habilidad para los negocios no son heredados como si fuera un collar de perlas. Lo cual puede extenderse a cualquier facultad que requiere del concurso aportativo del propio implicado con su organización neuronal y de vida para progresar en un sentido u otro.