FLUENCIA TRANSCULTURAL

La identidad homosexual

Escrito por jesusricartmorera 05-09-2008 en General. Comentarios (0)

La homosexualidad en la realización identitaria.

 

Durante siglos la homosexualidad ha sido tratada como una patología. Culturalmente ya era definida como una desviación. Como algo que se desviaba del arquetipo mayoritario. Se han servido teorías para todos los platos y gustos tratando de explicarla para justificarla genéticamente o culpabilizarla  cuando se daba por inclinaciones viciosas (¡!). Se ha estigmatizado hasta la saciedad. Se ha criminalizado prácticas de placer que sólo competen al orden del universo particular de los sentimientos y de los goces personales y en definitiva se la ha lanzado al ostracismo. Por su causa mucha gente ha enfermado, no por ser tener la homosexualidad en sí misma instalada en sus cuerpos y en su psique sino por tener que cargar con el dedo acusador de una sociedad que los rechazaba. Los consultantes compungidos por su condición homosexual acudían en masa a consultorios pidiendo maneras de superar lo que eran. Su superación estaba y está en ellos mismos. Autoadmitiéndose en lo que son. Autores insignes se hicieron acólitos del modelo social machista y heterosexual sin conocer que apoyaban un proyecto de reproducción humana del sistema capitalista. E. Roditi, estudió a  E. Bergler instalado en New York, antiguo alumno de Freud fue  autor de una obra sobre el dinero y los contactos emotivos. Médico encumbrado en su consulta se sintió amenazado en su especialidad como analista de homosexuales ante las revelaciones de la generalización homosexual y de sus estadísticas desculpabilizadoras. Bergler procesa a Kinsey, investigador de las prácticas homosexuales extensivas y acaba por dirigirse a madres, hermanas y amigos para  que neutralizaran a los homosexuales que con toda seguridad, para él,  eran enfermos que él sabría curar. En su declaración de la infelicidad asociada a la homosexualidad no observaba que quienes asumían su condición de tales vivían una vida perfectamente estable y desarrollista y que aquella declaración contribuía a la perpetuación de un estado reinterpetable como natural a un síntoma de consulta, con lo cual le quedaba asegurado un determinado segmento de clientelismo. Un verdadero defensor del espionaje introducido en las relaciones filioparentales.

Podemos encontrar resonancias de esa actitud pseudoprofesional en la actualidad atencional de gabinetes no dispuestos a romper con esquemas culturales y a tratar síntomas ficciosos cuando el análisis da resultados positivos cuando pasa por el auto-reconocimiento de lo que se es y el aprendizaje a vivir creativamente con ello. Si bien es cierto que la homosexualidad ha sido discriminalizada y  ya es festejada socialmente en acontecimientos públicos como uniones matrimoniales no es menos cierto que una parte considerable de la población ve con malos ojos esa clase de prácticas. Curiosamente la homofobia (la indisposición al contacto físico con otro ser del mismo género) que sí es un microsíntoma que puede ser indicador patológico no es culturalmente considerado como tal. La condición homosexual no quita ningún factor en la construcción identitaria. En cambio la autonegación de serlo o vivir tal condición desde el autorechazo, sí la obstruye.

Detrás del altruísmo

Escrito por jesusricartmorera 05-09-2008 en General. Comentarios (0)

 

Lo que puede haber detrás del afán de altruismo.

Es una de las palabras maestras de la solidaridad a los necesitados o a quienes necesitan de ayuda. ¿Qué mejor atributo para una persona que la de ser calificada como altruista? El que hace cosas sin especulaciones materialistas a priori, el que da sin esperar recibir, el que ama sin esperar la recompensa de nada. El que regala sin recibir regalos. El que piensa en los demás sin que los demás piensen en uno. El altruista es posiblemente el que mejor define el amor solidario, el amor antropológico, el amor de grupo y el amor desinteresado. ¿Desinteresado? Veámoslo un poco más de cerca. Hay un altruismo al otro desconocido para justificar no enfrentarse al otro  conocido y cercano. Tener un mundo entero que te espera: los niños de Biafra, los damnificados del último terremoto, los huérfanos o niños abandonados,…

Durante las dictaduras o los regímenes tiránicos los del sistema son todos aquellos que defienden el inmovilismo y son reaccionarios a todo tipo de iniciativa social de renovación, durante las democracias o regímenes aperturistas, la gran dimensión de los otros pasa a convertirse en un magma de todos. El sistema incluye no solo al poder sino también a sus contestatarios. La idea de lo alternativo se confunde con la de la conservación y la ayuda del todo desinteresada  cabe dentro de la lupa de la sospecha. Si los misioneros de siglos anteriores instalaban escuelas y luchaban contra el hambre a  cambio de colonizar con su fe áreas poblacionales del globo, los nuevos misioneros de la solidaridad seglar atajan sus propios conflictos personales ayudando a los pobres del mundo, cuanto más lejos y desconocidos mejor para no enfrentarse a las miserias ideológicas de la proximidad. Lo que puede haber detrás del altruismo desde  el punto de vista psicológico no siempre son motivaciones de nobleza sino maneras de autoocultarse las verdades de uno a si mismo haciendo roles para los que será concelebrado. La ayuda mutua y el principio de solidaridad es necesario para hacer un mundo mejor. No lo discutamos eso. Lo que está por ver es si el altruismo a ultranza (dar limosna sistemáticamente, hacer los trabajos de otros, servir el pescado en la mesa en lugar de proporcionar la caña,...) ayuda a ese mundo mejor o por el contrario consolida aún más éste en sus imperfecciones. En el análisis de conducta los estilos altruistas arrojan anécdotas de personalidades con afán de protagonismo, desde la ayuda sí, pero  con una necesidad a veces enfermiza, de hacer favores para que los demás queden en deuda con quiénes los actúan. El altruista que favorece a otros puede estar haciendo una inversión no necesariamente de orden económico o materialista sino psicológica. Invertir en el pobre para calmar la culpa, para ganar el cielo, para mejorar aspectos biográficos o para sentirse mejor humano o cristiano. El menesteroso cumple la función objetiva del pretexto para que alguien alivie sus tensiones dedicándose a ayudarle.

 

 

El sujeto en conflicto.

Escrito por jesusricartmorera 05-09-2008 en General. Comentarios (0)

 

El conflicto suele ser visto bajo la lupa de la dramatización en una cultura estricta, pero si cambiamos de cristal de análisis encontramos que conflicto es algo necesario y que indica una relación contradictoria de una persona consigo misma y/o con su entorno, fruto de contradicciones y desajustes. Prácticamente todo pasa por el conflicto. Sin él no habría cambio o evolución, sin en no se plantearían las transformaciones y otro diseño de conductas. El conflicto pues es necesario desde el punto de vista evolutivo. Otra cosa es su conversión en síntoma que desmadeje al sujeto y lo sumerja en un estado paroxístico o patológico del que no sea capaz de salir por sus propios medios requiriendo de una intervención externa de ayuda terapéutica. Cuando el conflicto estalla y desborda a la persona desquiciándola sumiéndola en un mar de dudas e incertidumbres tiende a desear un oasis de paz exento de contradicciones y de toda clase de problemas. Al hacerlo puede olvidar que el conflicto es fruto de sus nuevos descubrimientos y de permitirse el deseo que le haya aventurado por nuevos terrenos de exploración. Es en ese preciso momento en que el psico-analisis tiene que proponer una reinterpretación de las tendencias desbordadas por el consciente  sin fabular con supuestas vueltas atrás del todo imposibles. El conflicto puede ser el indicador de nuevas aventuras y de un nuevo tipo de vida más compleja y dispar sí pero también más rica y experimental.  Por lo general el conflicto es el resultado entre el deseo contenido y socialmente tolerado con el deseo emergente y culturalmente reprimido, incluso autorreprimido por el sujeto mismo asustándose ante su voluptuosidad. La cura no pasa por la supresión del malestar negando el origen causal del deseo implosionado sino potenciando este y tratando de compaginarlo con el resto de elecciones de vida.

 

 

 

Lo que puede haber detrás del afán de altruismo.

Es una de las palabras maestras de la solidaridad a los necesitados o a quienes necesitan de ayuda. ¿Qué mejor atributo para una persona que la de ser calificada como altruista? El que hace cosas sin especulaciones materialistas a priori, el que da sin esperar recibir, el que ama sin esperar la recompensa de nada. El que regala sin recibir regalos. El que piensa en los demás sin que los demás piensen en uno. El altruista es posiblemente el que mejor define el amor solidario, el amor antropológico, el amor de grupo y el amor desinteresado. ¿Desinteresado? Veámoslo un poco más de cerca. Hay un altruismo al otro desconocido para justificar no enfrentarse al otro  conocido y cercano. Tener un mundo entero que te espera: los niños de Biafra, los damnificados del último terremoto, los huérfanos o niños abandonados,…

Durante las dictaduras o los regímenes tiránicos los del sistema son todos aquellos que defienden el inmovilismo y son reaccionarios a todo tipo de iniciativa social de renovación, durante las democracias o regímenes aperturistas, la gran dimensión de los otros pasa a convertirse en un magma de todos. El sistema incluye no solo al poder sino también a sus contestatarios. La idea de lo alternativo se confunde con la de la conservación y la ayuda del todo desinteresada  cabe dentro de la lupa de la sospecha. Si los misioneros de siglos anteriores instalaban escuelas y luchaban contra el hambre a  cambio de colonizar con su fe áreas poblacionales del globo, los nuevos misioneros de la solidaridad seglar atajan sus propios conflictos personales ayudando a los pobres del mundo, cuanto más lejos y desconocidos mejor para no enfrentarse a las miserias ideológicas de la proximidad. Lo que puede haber detrás del altruismo desde  el punto de vista psicológico no siempre son motivaciones de nobleza sino maneras de autoocultarse las verdades de uno a si mismo haciendo roles para los que será concelebrado. La ayuda mutua y el principio de solidaridad es necesario para hacer un mundo mejor. No lo discutamos eso. Lo que está por ver es si el altruismo a ultranza (dar limosna sistemáticamente, hacer los trabajos de otros, servir el pescado en la mesa en lugar de proporcionar la caña,...) ayuda a ese mundo mejor o por el contrario consolida aún más éste en sus imperfecciones. En el análisis de conducta los estilos altruistas arrojan anécdotas de personalidades con afán de protagonismo, desde la ayuda sí, pero  con una necesidad a veces enfermiza, de hacer favores para que los demás queden en deuda con quiénes los actúan. El altruista que favorece a otros puede estar haciendo una inversión no necesariamente de orden económico o materialista sino psicológica. Invertir en el pobre para calmar la culpa, para ganar el cielo, para mejorar aspectos biográficos o para sentirse mejor humano o cristiano. El menesteroso cumple la función objetiva del pretexto para que alguien alivie sus tensiones dedicándose a ayudarle.

Por una Europa social

Escrito por jesusricartmorera 04-09-2008 en General. Comentarios (0)

 

Manifiesto 2000 Por Una Europa Social.

 

 

Se trata de un documento  que se compara repetidamente al manifiesto por la Europa Social de 1996, haciendo un balance  desfavorable de los logros realizados desde entonces.Y se presenta como un conjunto de propuestas para la CIG[2]  del 2000.

En 1996 ya se hacía eco de  la disyuntiva entre una Europa  progresista o bien una Europa  dividida y desvanguardizada ante el escenario mundial por las rivalidades de sus estados miembros.

 

Afirma que después del Tratado de Amsterdam, La UE ha quedado paralizada manifestando su desmovilización en 3 campos:

uno-> El nacionalismo[3]  se ha visto reforzado por una interpretación rígida del principio de subsidiariedad.

dos->El economismo monetario impide todo control democrático sobre la banca central europea así como una eficacia de las medidas pensadas para el empleo.

tres->El egoísmo proteccionista impide a Europa de afrontar la reforma de los sistemas de mercados mundiales.

El texto se pregunta donde está la Europa Social y mientras que en 1996 se trató de imprimir una nueva conciencia europea, algo que contrasta con la ausencia de todo programa social  para la CIG del 2000 y algo que pone en peligro el crecimiento de la propia UE. Este manifiesto propone en consecuencia el estudio de medios por los cuales puedan ser extendidos  los derechos de la ciudadanía social, a todos los que dentro o fuera de la UE hayan sido excluidos de la prosperidad económica.

Hay una desvirtuación de los principios institucionales  en cuanto a política social, recogidos en Maastrich[4]   e inspirados en el Tratado de Europa[5] , que conferían un rol importante a empresarios y trabajadores en la formulación de la política social.Tal desvirtuación queda netamente evidenciada por la oposición de las organizaciones empresariales  de  activar el dialogo social creando los organismos aptos para hacerlo[6] .

Frente a una situación generalizada de paro,de pobreza y de exclusión social,el manifiesto llama la atención sobre  la amenaza potencial de todo ello que califica de mucho más grave  que ninguna crisis militar.En consecuencia  propone medidas  para desarrollar un diálogo civil y social en la perspectiva de la tan deseada Europa social.

 Y plantea un total de 19 puntos[7] .Que tienen que ver con una carta de deseos o un proyecto reivindicativo del que está excluido deliberadamente todo análisis económico´ y político de posibilidades.

 

1.Europa y sus tareas pendientes.

-Las alternativas por la reducción del desempleo

-el remedio a los desequilibrios estructurales del sistema.

-La necesidad de combatir las tendencias de renacionalización dando lugar a una Europa a la carta y a distintas velocidades europeas.

-La falta de una consolidación previa de la UE antes de planteamientos de crecimiento con nuevos paises en la lista de espera de su incorporación.

-La necesidad de una reconsideración del cuadro institucional y dirigente de la unión.

-La comprobación del debate congelado sobre federalismo

 

2. Caracteriza la CEE como una simple unión económica y de mercado. Lo  cual aunque  haya permitido  el crecimiento económico y la desaparición de las fronteras, las desigualdades sociales no solo no han sido resueltas sino que han sido reforzadas, algo previsto por  análisis prematuros.

La moneda única no ha sido igual a sociedad única o sociedad unida.

 

3. Dentro de los desafíos fundamentales están

uno-> el cambio de una mentalidad geográfica de pertenecer a un mismo espacio por una identificación de territorio europeo como una patria con unos intereses comunes.

dos->Esto solo es posible con la superación del estadio de la UE como entidad exclusivamente económica y funcional. La paradoja de esa situación es que la mayoría de los estados miembros son dirigidos por gobiernos socialdemócratas que olvidan la aportación doble y combinación de la dimensión nacionalista y europea.

Confiere  a la CIG 2000  una misión histórica[8]  para relegitimar el proyecto europeo.

 

4.Prevee una evolución hacia un continente caótico, violento y xenófobo con una ampliación[9]  a 28 o 30 estados miembros si antes no deja de ignorar los principios cardinales de una europea social.

 

5.Establece que la integración social no puede ser disociada de la integración económica.

Arremete contra los marcos exclusivamente economicistas de la CEE y la UEM como un economismo ciego y mecanicista en tanto que parten del postulado de  que el progreso económico automatiza el progreso societal. Y se sorprende que Europa haya conducido a un economismo de mercado que amenazada los fundamentos sociales y políticos de la propia Europa.

 

6.Iguala la izquierda[10]  y derecha políticas en su tendencia a percibir los derechos sociales como opuestos a los derechos económicos.Pensando que aquellos quieren frenar las fuerzas del mercado. Y prevee  que sin derechos sociales  una cierta destrucción creativa de sistemas de mercado puede contribuir a la prosperidad discriminada.con lo cual el incremento de desigualdades sociales  podrían amenazar  la destrucción de la fundación misma del mercado ordenado.

 

7. El crecimiento de la UE con los candidatos de la Europa central y oriental  representa un reto para la Europa social. Antiguos sistemas económicos  han aumentado las consecuencias de la desigualdad creciente y sus condiciones pueden perjudicar a la sociedad en su conjunto amenazando  los avances democráticos.  La resolución de la amalgama  entre protección social y antiguos regímenes  solo puede ser por la vía de superar el estrecho concepto de mercado común para abrazar  la dimensión social fuertemente desarrollada en la UE.

 

8.La  UE es relacionada con el concierto mundial. La europea social comporta una dimensión mundial[11] .Y el propio espíritu de la implantación de los derechos sociales allá lleva al ejercicio de la solidaridad internacional, que concreta en  programas de ayuda al desarrollo[12] .

 

9. Establece la ciudadanía social[13]  como la piedra angular de la integración europea.Esta categoría es la que debe de permitir  a la esfera pública de penetrar en los mecanismos de control pretendidamente privados de  los campos laboral y ocupacional. Y al mismo tiempo es interpretada como una categoría  no reducida a su función privilegiada sino solidariamente vinculante hacía la condición de no ciudadanos (extranjeros y trabajadores foráneos[14] ).

 

10.Un punto ideológico[15]  en el que se trata de  abordar la relación entre el ser humano y el trabajo.El trabajo remunerado tiene un doble impacto:permite costear la existencia pero también la integración social. De hecho tener trabajo ya no tiene el significado antiguo de tener un empleo:éste empieza y acaba con la función contraactuada, aquel abarca todo el  ámbito  de actividades requeridas para la existencia.

 

11.En la Europa central postcomunista[16] ,la implantación de la  categoría de ciudadanía social  debe ser acompañada del derecho al trabajo como derecho constitucional. que a su vez debe ser apoyado por las diferentes formas de representación colectiva que faciliten el dialogo social y sean los complementos necesarios que potencien  los derechos individuales  protegidos por los derechos colectivos.

 

12. Ciudadanía social y política de sexos[17] . Recoge  la visión tradicional del feminismo de la necesidad en todos los campos de la igualación de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres y recuerda la necesaria concretización de las promesas con programas de acción positivas que no concreta.

 

13.Determina la incompatibilidad entre ciudadanía social y exclusión social. Establece que la seguridad social debe comportar un núcleo duro de derechos que no sean exclusivamente  posibles por estar ligados al estatuto de empleo. arremete contra el concepto e libertad asociado al fenómeno creciente de los trabajadores autónomos. que en realidad no reconoce como tales sino instalados en otra dimensión de dependencia , para la que cabe contar con  políticas de prevención junto a otras ante la precariedad del trabajo.

 

14.La libertad de asociación sindical es una de las características fundamentales  de la ciudadanía social. Uno de sus lugares de mayor debilidades en los paises candidatos de europea central y oriental,determinado por la privatización y la reestructuración económica.

 

15.La esfera pública europea para garantizar la ciudadanía social.Considerando el espacio societal como dominio del estado. Recoge la crisis del estado-.nación y su corolario Estado-providencia que  ha lleva a una reconsideración del interés general recatalogando la sociedad civil como una instancia independiente del estado. Aboga por canales abiertos de negociación en el diálogo social admitiendo nuevos grupos ciudadanos activos en materia de política europea para niveles de toma de decisión[18] .

 

16.Por una constitución europea.  Todo engrandecimiento propuesto o hipotético debe de ser pospuesto a la consolidación esencial de la UE, y ello pasa por resolver las lagunas institucionales,  enfrentan una revisión de las funciones del parlamento europeo para que actúe como un verdadero  parlamento desprivándolo de su capacidad de iniciativa.

 

17.La constitución social europea es posible con una estructura social fuerte y dinámica  determinada por el reforzamiento del diálogo civil y social.

 

18.Subsidiariedad y solidaridad caracterizadas como la dinámica activa de la UE. La subsidiariedad como principio dinámico que otorga a los estados miembros  de rentas inferiores los medios que le permitan un desarrollo y una tendencia a la igualación con los de rentas altas. consiguientemente la susidiaridad no puede ser sinónimo de no intervención y desreglamentación[19] .

 

19 Insistencia en la constitución social europea que establece como garantía  para una no involución que se afirmaría con la renacionalización, el proteccionismo y el retorno a una simple zona de librecambio.

 

El documento, en conjunto, cabalga a mitad de camino entre una repetición de las aspiraciones históricas de la clase obrera internacional, y europea en particular;y unas pautas consejeras sobre lo que debe debatirse,como si  la posibilidad del añadido potencial de nuevas cláusulas legislativas com,o resultantes de conmsenso en los foros intergubernamentales fueran  factores suficientes para desbloquear el retraso  histórico de la UE en sus planteamientos. Resulta un documento interesante para la reflexión e insuficiente para articular propuestas superativas en relación a otros del pasado.Como valor más importante está el reconocimiento de una cierta involución ante el espíritu y la letra recogidos cinco años atrás y un recuerdo impenitente de las tareas pendientes para avanzar en una Europa supraestatal,sin renunciar a los derechos sociales históricamente adquiridos. Con eso hace una llamada de atención y pone el contrapeso en la dimensión de la polémica, de lo que deliberadamente ya no es tenido en cuenta en la agenda de los debates por los representantes del poder  (o poderes)político/s.

En todo caso, el documento está inscrito dentro de la línea de elaboraciones políticas que pretender eleva a  la cateogría de derecho, lo  que todavía no es obvio,como hecho social estable.

 



[1] http://jesusricartmorera.blogdiario.com/1220532480/

[2] Conferencia intergubernamental de diciembre del 2000

[3] El empleo del vocablo por el texto es equívoco ya que se refiere  implícitamente ´ a los estados miembros y no a  los nacionalismos históricos que existen  bajo sus demarcaciones. Aunque es usada repetidamente la palabra no es planteada en ninguna parte la cuestión nacional.

[4] En su protocolo de acuerdo

[5] artículos 136 y 139 del Traité sur l´Europe.

[6] Ni siquiera existe  un programa legislativo general para estimular el diálogo social.

[7] Que no son verdaderos puntos temáticos diferenciados los unos de los otros, sino que  giran e insisten  en el planteamiento central del manifiesto: la deseabildad de una europea social consolidada políticamente frente a una Europa economicista. El punto1 es un resumen de una buena parte del manifiesto. El 2, es una definición de la CEE. El 3, un esquema de retos.El 4 una profecía sobre la ampliación de estados miembros. El 5,un  revival conceptual de metodología básica sobre lo social y lo económico. El 6, una crítica común a izquierdas y derechas por su miopía interpretativa de  la falsa oposición entre política  social y política económica. El 7,una seudoparanoia ante  un crecimiento cuantitativo de paises miembros;el 8, un recuerdo de que toda parte está relacionada con el todo, y que Europa lo está con el Mundo. El 9,un punto ideologicista entre ciudadanía social e integración socioeconómica.El 10,un intento que queda en intento de relacionar el ser humano con el trabajo y sus interacciones.El 11,las dificultades añadidas por la Europa oriental tras la caída del muro de Berlín, por lo que hace la implantación de la categoría de ciudadanía social europea.El 12,relaciona la política igualitarista de géneros, con la Europa social.El 13,dictamina la incomptabilidad entre ciudadanía social y exclusión social.El 14,recuerda la libertad de asociacionismo sindical como uno de los fundamentos de la Europa comunitaria y el retraso en ello de los países centro-orientales. El 15,aboga por una mayor participación de la sociedad  civil en los parámetros del estado. El 16,aboga por una constitución europea.El 17,añade que tal constitución depende de un reforzamiento del pacto social.El 18,recoge la subsidiariedad y la solidaridad. Y el 19 insiste en la necesidad de la constitución europea que ya señala dos puntos atrás. si los reclasificamos en tres categorías:puntos conceptuales, analñíticos y objetivos, vemos que son mayoritarios los conceptuales (5,8,9,10,11,12,13,14 y 15),qe los analiticos y metodológicos incluyen el 2,4,6.7 y 18, y que solo pueden ser calificados de Objetivos los siguientes:el 1,3,16,17 y 19.

[8] Que dados los desajustes después de la cumbre de Niza, especialmente en el eje franco-alemán (Schröder y Chirac)el resultado se aparta de la consolidación y hacen de Europa un escenario de obstrucciones. Además de la falta de quórum por lo que hace al reparto de poder de cada estado miembro en  los mecanismos de decisión de la UE, y  las tensiones que esto ha acarreado, también se han  dado sabotajes tácitos en detalles de forma, por parte de Francia  que al refundir las actas ha convertido en conclusiones de todos lo que solo eran propuestas suyas, como la de que sea Bélgica la sede  e todas las cumbres europeas.  La pretendida misión histórica responde antes  a una excesiva esperanza idealista que a las posibilidades instrumentales de la conferencia en resolver  sus diferencias internas.

[9] Parece que tras esta falsa profecía se esconde un criterio de ignorancia catastrofista. La cuentas de la ampliación numérica no tienen sentido sin un reajuste de los correlatos del poder en el seno de la UE actual. Es inconcebible su  apertura de miembros sin redefinir el peso de cada cual en su seno.

[10] Que no se ocupa en caracterizar.

[11] la conferencia de la OMC en Seattle en 1999 se hizo eco de ello.

[12] Este punto no cuestiona el fenómeno inmigratorio ni trata de vincular los trasvases poblacionales  de las zonas desfavorecidas del planeta hacía las de mayor renta per cápìta,como  consecuencia indirecta de estos de su responsabilidad histórica en el incremento de las desigualdades a escala planetaria.

[13] El tratado de Maastrich  recogió, más que insistió, el concepto de ciudadanía europea,como concepto derivado del  de ciudadanía reconocida ya en los estados miembros. Este concepto es reificado y reinsistido a lo largo de todo el manifiesto.

[14] El reconocimiento de ciudadanos y no ciudadanos compartiendo  el mismo territorio europeo parece no crear  una colisión teórica con el deseo previamente expuesto de una Europea sin velocidades distintas en su seno. La cuestión inmigratoria es otra   que es dejada de considerar.

[15]  en realidad pretende ideologizar la cuestión

[16] Con el uso de un vocablo obsoleto que refiere  bastante menos y más confusamente  aquellos países que  fueran satelizados por  el poder de la URSS en su momento.

[17] Es un punto que viene a completar el cromo  de peticiones,sin aportar nada realmente nuevo a  lo recogido por anteriores documentos institucionales, no superando  el voluntarismo manifiestado ya por el Tratado de europea.-

[18] Punto que  no especifica esos nuevos grupos y en el que se encuentra a faltar una reconsideración de otras instancias activas en el movimiento social, tales como ONGs.

[19] El punto y el documento se abstiene de mencionar el término  neoliberalismo. ¿acaso es inferido como un calificativo lesivo para el foro al que va dirigido el texto?

El mundo que me ha tocado vivir

Escrito por jesusricartmorera 04-09-2008 en General. Comentarios (0)

 

Recorrido por las infos político-mundanas.

En el análisis político o interpretación de los acontecimientos la inmensa mayoría de gente que se refiere o es comentada por un autor no será conocida por este. En el supuesto remoto de que lo sea raramente el autor, escritor o reportero, puede influir en el protagonismo del rol de aquella  en su condición de líder o personaje destacado de coyunturas  o de su  país. A lo más podrá acceder a los lados menos públicos y menso publicables de sus materiales humanos. La realidad publica es una continua cantera de nombres de los que nunca se dice todo en un solo artículo o reportaje y ante los que el observador está obligado a volver una y otra vez para completar la información.

De su parte, los protagonistas públicos se saben buscados. Son los productos informativos  a los que se prestan para la propagación de sus ideas o el desarrollo de sus egos. Hablar de la realidad es hablar de los otros, de los demás. Las conversaciones siempre están pobladas con muchas referencias de gentes que no están sentadas en la mesa.

Hay distintas categorías para hablar de los demás: la del texto teórico no está tan lejos del chisme callejero. No creo que Bárbara Walters tuviera razón al decir “muéstrame a alguien que no cotillee y te mostraré a alguien que no se interesa por la gente”. Posiblemente confundió su propia práctica personal con la práctica universal. Bien, yo soy ese alguien. No me sé la vida y milagros de nadie. Puedo olvidar incluso detalles destacados de la gente más próxima con la que trato.  No fisgoneo ni por los ojos de las cerraduras ni  voy sonsacando detalles ajenos en conversaciones con intermediarios. Eso no significa que no me interese la gente, únicamente no me interesa en sus ordinarieces ni en sus escenas para escarnecerlos a sus espaldas. Pero eso no quita  que reconozca que hay una cierta pasión en la cita ajena sea en su decir o en la anécdota que ha proporcionado. Y aunque sea para tomarla como indicador de una situación o de un país la deferencia para personas desconocidas es la mínima condición de respeto exigible para alguien que escriba sobre ellas.

La literatura política a pesar de su frialdad expresiva trata de personas aunque no se reflexione con ellas, seres de la misma especie a la que pertenece el autor. Este, desde su poltrona bien atrincherada en un periódico o en una revista, puede pasar por la criba a decenas de miles de referidos a lo largo de su vida profesional. Tal vez citando a los demás  espera  la devolución de favor siendo citado por ellos. Incluso cabe la provocación para crear espectacularidad y expectación. Para algunos lo importante es salir en los medios no el tema por los que salga.

El mundo personal de cada uno tiene por contexto decorado de fondo un mundo poblado de situaciones y personajes no tratados directamente pero que pasan a forman parte de la memoria personal. Una persona atenta a su tiempo es un sujeto colonizado por miles de nombres de los que puede saber algo o que al menos le suenan y que no recibe la contraparte en justicia de ser recordado por ellos. A fuerza de mencionar los nombres públicos tenemos la sensación de tener puestos los pies en el mundo y estar al corriente de los pasos que hacen nuestros congéneres.

El mundo que nos toca en suerte refiere al gran mundo aunque lo cierto es que para la inmensa mayoría de vivientes el mundo se concentra en una biografía encerrada dentro de un perímetro estrecho. La verdad es que sentirse tan bien como encasa es difícil. Por mucho que se viaje uno caga siempre con la introyección de sus cosas, de su espacio privado, de su casa, de su cama, de sus libros, de su butaca. A la hora de hacer balance, son una docena de cosas muy entrañables las que  dan la medida del arraigo.

Me gustaría tener la destreza de retratar el mundo en el que vivo y seguiré viviendo hasta mi última expiración puesto que nada indica que vaya a cambiar sustancialmente en los próximos treinta años. Tampoco creo que lo haga demasiado en los próximos mil. ¿Has dicho mil? He dicho mil. La destreza del homenaje a mis congéneres pasándolos por la discusión cuando sea necesario y por la deferencia siempre de considerarlos en sus grandes logros también objetarlos en sus pequeños y grandes crímenes.