FLUENCIA TRANSCULTURAL

Del problema a la solución.

Escrito por jesusricartmorera 15-07-2012 en General. Comentarios (0)

Del problema a la solución. Lo que va de aquí y ahora a las soluciones de mañana y en todas partes. JesRICART ¿qué es lo que nos separa de un mundo mejor? no paramos de preguntarnos. ¿Es que no tenemos los medios, no existe la voluntad, no hay personas creativas, no existe la inteligencia? Tenemos todo eso y lo tenemos en abundancia, lo tenemos a pesar de tener facgtores en contra (la alienación y la estulticia estan demasiado extendidas) Los recursos materiales existen, el planeta todavia sigue girando y la humanidad sigue disfrutando de él (aunque no falte la gente que lo estropea todo lo que puede), hay bibliotecas enteras de análisis y discurso intelectivo que han propuesto soluciones a lo largo de los siglos y que han contribuido a la conciencia general; hay enormes espacios que se pueden habitar todavía  y otros que necesitan urgentemente ser descongestionados. ¿por qué tanto caos, despìlfarro, agravios, miserias de unos y enriquecimiento de otros? ¿Por qué esa tendencia sistemática al sometimiento de los más débiles y la persecución y represión de los disidentes y díscolos? Los factores antagonbistas principales de la historia humana no han variado a través de los siglos. Se nos ha hecho creer que cada modelo social superaba al anterior pero eso es una mera mentira disfrazada con unos cuantos datos antropológicos de relleno para sacarse de la chistera conejos que no existen. Los más crédulos piensan que el siglo XX,el del gran desarrollo de todo que concentró en cien años avances tecno que no se hicieron en los 3000 anterior, iba a proporcionar los medios para una sociedad ideal. En lugar de eso, ha sido el siglo que ha enseñado la mayor capacidad autodestructiva del ser humano de si mismo. El principal derrotado han sido sus valores y sus ideales. Las cosas se han esropeado hasta el punto de confundir la legislación con lo correcto y la expulsión de la gente de sus techos y sus trabajos como la ley de vida. Seconfunde la lógica perversa del sistema de lacodicia con ley de vida. No hay mas ley de vida que a existencia en torno a un patrón de autenticidad y de reparto empático y solidario de los bienes y recursos. ¿Por qué al ser humano le cuestra tanto tratar a otro ser humano como su hermano si ambos son hijos de la misma naturaleza? ¿Por qué a menudo siente más simpatia con seres vivos de otras especies o se ocupa mas de ellos (tanto de las plantas como de los animales domésticos) que de sus vecinos? Son muchas las cosas a cambiar para poder hablar de un verdadero cambio humano. No hay ni habrá cambio del sistema social sin un cambio de la psique humana. No se alumbrará un nuevo mundo sin que las mentes humanas no tengan mayores luces.Eso no será al revés, aunque evidentemente habrá que darles un empujoncito a los rezagados y desde criterios un tanto directivos (la palabra es impositivos) desde una nueva maquinatira organizativa de lo social habrá que pautar formas de conducta de respeto básico de las gentes con las gentes. A lo largo de los tiempos han sido estados unicéntricos quienes han impuesto nuevos hábitos. No haré elogios de Pedro el Grande pero como zar tuvo que decirle/imponerle a sus conciudadanos que no escupieran en el suelo o que se asearan, claro que eso de cortar las prodigiosas barbas rusas cambió la estética de todo un país (algo en lo que los barbudos no podríamos estar de acuerdo)pero al mismo tiempo preservó la salud pública de escondrijos para una fauna microorganismica poco remondeable.

Las velocidades mentales son distintas como lo son las físicas y las valorativas.las gentes tenemos distintos cuadros de necesidades y si no encontramos una fórmula de tolerancia pacífica de todas ellas las probabilidades para la coexistencia universal decrecen de año en año.  La solución, sin embargo, a toda clase de problemas existe desde tiempos lejanos, se llama amor. No hay una estrategia ni un programa revolucionario que pueda superar ese concepto en la máxima radicalidad que contiene.El amor lleva incluido todo lo demás: la justicia relacionaria, el respeto, la libertad de permitir maneras de ser diferentes, el acceso a los lugares, a los recursos y al poder. Ese es un amor cuya definición es de corte clásico que evidentemente n otiene nada que ver con el amor al uso manejado por sectas religiosas o por parejas carcelarias. No hay ningun otro slogan que haya podido ser enarbolado como el de ese concepto. Amar significa librarnos los unos a los otros de controles, expolios y explotaciones, tambien quedar fuera de rabias y odios. Las luchas por la justicia social distan mucho de ser movimientos humanistico-amorosos ya que pasan por donde, por otra parte, no pueden dejar de pasar: por la venganza. Llevar ante los tribunales (en si mismos no tan competentes aunque vengan haciendo fallos a favor de clientes desfraudados por sus banqueros) a delincuentes económicos no deja de ser una expresión de la venganza ciudadana. Quienes mas dinero tienen también se pelean entre ellos para quedarse con la mayor parte de la tajada.

Para que de los futuros posibles no participemos en la construcción de uno que  sean una repetición -o peor aún, una degradación-de los presentes atestiguados y de los pasados conocidos toca valorar criticamente cada fragmento de lucha, cada unidad de acción, cada actitud reinvindicativa. El movimiento contra los deshaucios por legítimo que sea no deja de ser un movimiento de consolidación de la propiedad privada, uno de los baluartes del sistema contra el que nos hemso levantado. En el capítulos de la soluciones frente a uso de los recursos (las casas y alojamientos entre ellos) el objetivoestratégico no es el de contri buir al patrimonio privado de la ciudadania que se ha endeudado por obtenerlo  sino el reacondicionamiento de una sociedad de usuarios y posesionarios de espacios sin tener que tener la titularidad en  propiedad de ellos. La nueva economia que se avecina va a necesitar reposicionar a gente con disposicion de tiempo libre para trabajar para trasladarse a zonas de mayor potencia que las mas deprimidas, la propiedad particular en estas hará de lastre para desplazarse a aquellas. La capacidad de desplazamiento está muy determinada por flexibilizar el principio de libertad  según el cual se liquide con ese atrasado concepto maniaco obsesivo de echar raíces. ¿quiere decir eso que no hay que luchar contra los deshaucios? Por supuesto que sí que hay que apoyarlos pero no de una manera incondicional ni desligada a la reflexión autocrítica de su significado. Ayudar a que la gente tenga su propiedad en un país no libra a otras partes depauperadas del mundo a que sigan estando viviendo en chozas de barro (¿alguien puede demostrar que vivir en un piso en Manhattan sea cualitativamente mejor que vivir en una chiza en el Sahel?

Una solucion unica para todos en todas partes no existe pero sí tenemos ese criterio o principio fundamental mágico que puede hacer que exista. En cuanto la gente deje de hacer del amor una cuestion de intimidad particular para convertirlo en su bandera ideológica todo lo demás vendrá rodado. Ni siquiera una nueva legislación y una nueva constitución magna evitaran los problemas interrelacionarios entre humanos y en particular lo que se refiere a posesión de los empleos, del capital y de los medios de producción sino la nyueva psique humana no se basa en el amor compartido, en la deferencia mutua y en la capacidad de comunicación de los sentimientos personales: 3 bastiones sin los cuales hablar de revolución será estar haciendo demagogia.

La contención de furias populares despues de muchos agravios reci bidos por estados autocráticos y por planes econbomicos desorganizados cuando estalla tiende a extender la rabia de una manera irracional. La irracionalidad no es una buena aliada para nadie y mucho menos para planificar un futuro. La cultura de la violencia está demasiado extendida como para funcionar mentalmente con un registro pacifista, sinérgico y cooperante. Nuestro linaje histórico es el de la violencia armada en distintos planos y ciertamente no han faltado razones objetivas para una parte de ella pero en cuanto alguien decide arrebatar por la fuerza lo que le pertenece a otro es todo el mundo el que está perdiendo la oportunidad mágica de la felicidad social compartida. Horia que recrea la vida en el exilio de Ovidio refiere a Sedida la cual cuestionandole la gloria del imperio romano le dice que un pueblo que respeta sus leyes y que no tiene hambre no deberia tener necesidad de guerrear con otros pueblos y que en todo caso no convierte la guerra ni la conquista en norma de vida.[1]. Ese es el problema que la gente en general, propietaria o no de los medios de producción, empresaria o empleada, rica o pobre, deshauciada o con mucho patrimonio se ha acostumbrado a vivir en sociedad guerreando con sus semejantes. Un movimiento colectibo unitario, gremial o secotrialmente afectado por una misma clase de presiones o pérdidas, no puede olvidar jamñas que está compuesto de individuos cada uno con sus particularismos y sus ambiciones particulares. Si la lucha social no sirve para renovar las mentes de la gente aunque gane en el sengtido de recuperar bienes arrebatados la historia estará perdiendo ya que la sociedad volverá a reproducir la misma clase de sistema o uno peor ya que no habrá superado la ambición y el egoísmo como dos de sus principales lacras.



[1] Vintila HORIA Dios ha nacido en el exilio. p.123 Planeta, Barcelona 1999.

Ante un amante hipotético

Escrito por jesusricartmorera 10-07-2012 en General. Comentarios (0)

Ante un amante hipotético/Poemas de un enamorado.

Rkv23jun2012

 

Si crees que no te respeto

porque canto tus encantos

y me transparento como soy

no ocultando mi deseo,

si no te intereso como hombre

no aceptas mi vida

eludes mi encuentro

y mi gramática del anhelo

¿para qué me buscas

como instrumento?

¿por qué insistes

en controlar mis andanzas?

 

Si tu cuerpo de escaparate

no es para ofrecerlo

como cáliz de  brebajes

¿qué hacemos hablando

de lo que no aceptas

porque muestras y no enseñas,

hablas y no dices,

criticas y no te adviertes?

 

¿Dejarás de ser forma mera

para ser sustancia y tierra,

mujer de verdad

y amante cierta?

no ya conmigo

que con estas palabras me volatilizo

-ni te buscaré ni me encontrarás-

sino con otro amante hipotético

que te de la oportunidad

de una vez al menos en tu vida

enamorarte y  aprender a amar.

 

¿Dejarás de ser rencorosa,

estulta y pasmosa,

sufriendo como mujer rota

para rehacerte como diosa

más allá de tu tirria y vendetta?

Desiderátum fantochesco

Escrito por jesusricartmorera 10-07-2012 en General. Comentarios (0)

Desiderátum fantochesco/Omnipoética

Blue Lagoon 6julio2012

 

Repito mis sueños y mis desalientos

encajonados como he ido pudiendo

en los dosieres de las certezas

que guardo con discreción, sin aspavientos.

 

No apologizo ninguna derechura

ni voy preripuesto para el lucimineto.

de un filón que se ha quedado sin doraduras.

con palabras fanfarronas he propuesto un futuro

desengallándome ahora de todo pronóstico

cuando me veo y sé tumefacto por los golpes

tantos que recibiera en el alama.

 

No me queda palique para convenceros

ni agarradero ante tiempos movedizos

pediría una ejercito de masupiales

donde protegernos de barrizales y eruditos.

 

Calderoniano desde siempre, poeta antes que proclamario

se me cumplen con verismo las pesadillas goyescas

tililaban  bastantes de mis versos desde antes

que la brumosidad de facinersos barrutara

y las demagogias de los parteros nos engañaran.

 

Ungido por varias literaturas, las mías y las de otros

aún voy de opiniatra un tanto volandero

No de portaestandarte en un universo iconico.

 

Mi historia enrramada por las pizarras

busca acomodamiento fuera de cuestioens gremiales

en un trasmundo lejos de incurias

con mi conciencia forrada de potencialidades.

 

Me quedan parabienes que solicitar y desear

arrullado por las suertes que me tocaron

sigo aprenbdiendo de contendientes,

aliados o no en el desiderátum fantochesco;

me valgo de ellos para resucitar

y seguir viviendo de nuevo.

 

Revolución sin violencia

Escrito por jesusricartmorera 01-07-2012 en General. Comentarios (0)

Revolución sin violencia.JesRICART Rkv01julio2012

 Entendiendo la revolución social  como aquel proceso de transfomaciones que incluye al menos estos componentes: 1.ocupación del poder y su devolución y control a la sociedad, 2.redistribución de la propiedad en torno al principio de posesión colectiva 3.nacionalización y socialización de la banca 4.Liberación del dominio o excesiva injerencia  de cualquier tipo y especialmente militar y económico de otra potencia  5.Nueva constitución y códigos para un civismo alternativo vertebrados en torno a los postulados éticos 6 .Apertura de una nueva etapa historica para la re-modelación del ser humano en torno a principios humanistas,… se ha teorizado y no sin razón que el sistema no tolerará un panorama de esa envergadura interviniendo en contra de las expresiones de lucha y de debate en relación a todo ello. Los rostros de perros rabiosos  de un sistema no dispuesto a cambiar los dan los sicarios y mercenarios armados que intervienen contra el pacifismo crítico inventando trolas no sostenibles. Si el estado manda a sus tropas de asalto cargar contra la gente por reinvindicaciones menores cabe suponer que lo hará con más razón para cargar contra movimientos fortalecidos con objetivos estratégicos para ir mas allá de unas cuantas reformas coyunturales e institucionales. Todas las dictaduras de todas clases han visto mal que la gente se reúna y hable y la historia de las policias está sobrada de actuaciones basadas en el espionaje y en la irrupción brusca donde se reune la gente para hablar y pensar colectivamente. Se puede deducir una conclusión indiscutible: el poder tiene miedo a la palabra que no controle y lo tiene porque del pensamiento divergente nace la conciencia y con ésta la fuerza que impulse otro mundo cuya lucha pasa por dejar de soportar la criminogenia de los estados capitalistas.

El debate sobre violencia necesita una renovación. No nos sirven los criterios que nos adviergten de su necesidad porque en este mundo violento todo se ha alcanzado por la fuerza impuesta o porque las gentes que tienen el poder y el dinero no van a estar dispuestas pasiva y pacificamente a compartirlos con las gente que no tienen ni lo uno ni lo otro. Advirtamos que ni la clase de los poseedores es una sola clase ni la clase de los desposeídos tampoco es una sola. Hay multitud de sectores en el bloque de dominio por generalizarlo y simplificarlo con todos los errores interpretativos que esto conlleva lo mismo que en el bloque de los dominados. La clase trabajadora que tradicionalmente era la más sometida a los expolios y ultrajes del sistema capitalista se ha convertido en una clase nodriza para un posicionamiento adquisitivo desde posiciones de estatus de clase media. Actualmente quienes peor lo pasan en las economias más ricas han dejado de ser los trabajadores para serlo los no-trabajadores que ni siquiera pueden ingresar al derecho de tener trabajo pagado.

Las luchas intersectoriales tambien pasan por las divergencias entre ellas. No hay un movimiento antisistema capitalsita tan rotundo y claro al que se ajusten los distintos movimientos greminalistas y fraccionarios; por suparte el estado al mando de la politica no es el unico que manda sino el que escenifica las politicas que mas consensúa la parte poderosa del sistema, dentro de ésta hay castas y clanes con sus propias contradicciones y litigios. Como vemos la condicion de tener dinero si bien es relevante no es suficiente para participar en el poder y los mismos conflictos internos llevan a que prevalezcan unos y que se hundan otros.

La condicion de propiedad y de tener cuantiosas sumas de dinero pone a la minoria que las tiene en el objeto de critica del reivindicacionismo tanto clásico como moderno.  Quienes se benefician de tal condición no comparten totalmente la adscripción a una ideologia. Dentro de los muy ricos no faltan criticas al sistema así como dentro de los muy pobres no faltan defensores acérrimos de él por mucho que les perpetúe en sus absolutas miserias y no quieran darse cuenta de ello.

La posición ante el tema de la violencia está muy ligado a la posición de clase que se tenga y a la doctrina preconcebida que se tenga. Si se considera que como todas las revoluciones del pasado fueron violentas las del futuro también tendrán que serlo se está aplicando un tradicionalismo carca según el cual se cree que el ser humano no ha aprendido en absoluto de sus errores. Si se piensa que el conocimiento, la ciencia y la conciencia son desarrollos exclusivos de los proletarios y de los exsplotados y la accesibilidad a ello está negada a los hijos de las clases ricas simplemente se está negando una evidencia histórica: los movimientos independentistas de las colonias estuvieron dirigidos y animados por nativos de las clases altas que además se formaron en las universidades de las metrópolis colonialistas. Si se cree que por el hecho a escala particular uno no está dispuesto a que le quiten su mansión millonaria o sus bienes ese va a ser siempre la actitud de la burguesía en todos sus términos y coyunturas es ignorar los acontecimientos no tan lejanos de redistribuciones del poder sin usar un arma. Hay procesos en marcha (Islandia, Georgia,…)que demuestran la implementación de opciones radicales sin que la violencia callejera tenga que ser necesaria, claro que hay otros procesos que sin ella se descarta que sus regimenes puedan ser derrocados (el caso sirio).

Un programa revolucionario en lo que queda caracterizado no es en la apologia de la violencia sino en la argumentación de las transformaciones radicales por hacer. Seguir teorizando a estas alturas tras décadas de parlamentarismo izquierdista dictaduras de una clase sobre otra para depurar a una sociedad es apartarse de las lecciones de la historia pero sobre todo no reconocer las venganzas y rencores de los que se avitualla la psique humana que son sus principales obstáculos para no evolucionar.

Laviolencia ciertamente no comienza con el golpe ni con la espada, tampoco con el uso de  la quijada o con la piedra como armas para matar, está inscrita en el discurso humano. Siempre que alguien niega la vida y la expresión de otro por el metodo que sea (incluido la no escucha de lo que tenga que decir) está ejerciendo la violencia a un grado si además acude al delito enmascarado, al robo de sus plusvalías, a la injuria o a la mentira está utilizando otras tantas formas de violencia. Contrarrestar cada una de ellas con la palabra correcta  empuñando la verdad es mejor que cualquier lanza o ballesta.

Si bien no se puede perder de vista una teoría de la violencia limitarla a su expresión bruta y a las agresiones físicas significa no incorporar los cambios de la realidad y las enseñanzas históricas. Ninguna de las grandes purgas (supuestas depuraciones bienintencionadas de las dictaduras fueran las fascistas o las sociofascistas que empezaron como izquierdistas) lograron nunca sus objetivos salvo el de la destruccion de vidas humanas no por ser de ideologias irrecuperables o incurables sino por ser de pensamientos y comportamientos distintas.

Antropológicamente cada vez que un ser humano ha acudido a la liquidación fisica de otro (o más moderna y sutilemente acude a la violencia civilizada no fisica de acabar con la concurrencialidad legitima, la rivalidad lógica  o el pensamiento diferencial de otro) se degrada como tal humano y pone millas por medio a su reto de ser persona. Potencialmente la animalidad humana a la que remite finalmente todo discurso y comportamiento  de sus sociedades puede  acudir y sigue acudiendo a la violencia bruta, a la del animal feroz herido en su orgullo. Antes de dar el golpe con la mano o disparar con el arma de fuego hay el preludio verbal que marca las diferencias con el enemigo. Esa es la cuestión: la continuidad del concepto de enemigo con el que toda reconciliación parece descartada para siempre.

La tesis del enemigo de clase fue totalmente asumida durante siglos actualmente está en discusión.  La superacion de las clases antagónicas no pasará por la liquidacion fisica de los contrarios, los que mas detentan lasclaves del poder en todo el mundo,  aun siendo contabilizados como una exigua minoria de unos 7mil individuos en comparacion a todos los habitantes planetarios. Es un substato biopsicológico en la condicion humana el que lleva a la reaparición de antagonismos, reyertas, envidias y el resto de errores constitutivos. Es posible un animal social que no haga guerras. Sí, lo es, el reino animal lo demuestra en varias especies aunque las conductas violentas existan. Comparando la violencia interindividual aislada por cuestiones de accesibilidad al gterritorio o a losalimentos, a la violencia pluriindividual de etnias contra etnicas, estados contra estados o clases contra clases preferimos la primera por su menor cuantia y por que sus consecuencias derivadas no pone en peligro al resto de la sociedad ni del medio ambientes. Eldeseo ultimo es liquidar cualquier clase de violencia  (por tanto también la  psíquica, la verbal y comunicativa además de la física) para eso los proyectos de lucha por un nuevo mundo pasan por no usar las armas que tanto han consolidado el viejo mundo. La credibilidad del futuro y de sus apológetas depende de la instrumentación de formas de lucha que no pasen por ningun tipo de violencia.

Lo que más fuerza da a la sociedad trabajadora no son los instrumentos de la fuerza fisica (la época de las barricadas ha concluido lo mismo que la época de las catapultas por mucho que aun haya un himno rebelde que ensalce las unas) sino la verificación de su propia realidad y la del sistema del que forma parte, su fuerza depende de la capacidad para aqsumir y extender sus verdades y los actos de presión mayor pasan por la negativa a ahcer de comparsas de estados mediocres con acciones pacifistas. Jean Ziegler[1], propone   que España no pague la deuda o que se ocupe y nacionalice la banca  se suma a las indicaciones de la lucha pacifista para alcanzar mayores logros de los que pretenden erroneamente los piquetes que fuerzan huelgas, las roturas de lunas o lo que es peor los comandos de castigo. La sociedad tiene en su haber siempre la fuerza numerica y suficiente inteligencia como para aceptar las soluciones, si sigue perpetuándose en el reuno de las calamidades bajo un sistema que ha demostrado ser obsoleto es por su gran miedo a una alternativa de futuro que no le haga perder sus privilegios. Hace décadas en multitud de paises que ya no se puede decir que la gente puede y debe arriesgarse en sus luchas porque no tiene mas riesgo que el de perder sus cadenas. Las cadenas que rigen ya no tienen formas de grilletes sino que pasan por multitud de convencionalismos: desde la aceptación de presidencias y monarquias a la pulsión universal de tener propiedades privadas y desarrollar bunkeres donde proteger los millones de  egoísmos convergentes.



[1] Vicepresidente de la comisión de DDHH de la ONU

Obsolescéncia del Meeting

Escrito por jesusricartmorera 01-07-2012 en General. Comentarios (0)

El  meeting y su potencial obsolescencia JesRICART RKV1julio2012

Lo que se ha dado en llamar meeting es un speech unilateral (de un solo hablante por lo general) frente a una audiencia mas o menos multitudinaria que se reune para ese tipo de ceremonia verbal y cuya opción de réplica no está prevista.  Como técnica de organización de eventos es no rechazada por casi nadie que se dedica o se quiera dedicar a hacer una carrera política o desee despuntar en las campañas electoralistas o sindicalistas. La palabra castellanizada como mítin ha perdido ya todo contacto con su sentido original, el de reunión o reunión de debate. A diferencia de una asamblea el meeting es para decir unas cuantas frases de las que se sabe a priori que son las que quiere escuchar la multitud reunida y que van sobre seguro. Es una ceremonia de consolidación de presupuestos y de convicciones que ya se tienen a priori. Tiene estructura de espectáculo: tarima o podio a una cierta altitud (aunque eso empezara con oradores subidos sobre cajas, bidones o peldaños), decorativos de pancartas y banderolas, atril o baranda, micro y megafonía al servicio del orador y solo del orador, ubicación estratégica en relacion a la plaza, nave a cubierto o espacio donde se realiza el acto; figura estelar como centro aglutinante de las miradas, prosodia grandilocuente, frases cortas y contundentes, reiteraciones, pocas ideas y claras; todo eso administrado con pausas para los vítores y aclamaciones que pone la gente “de abajo” en el único rol participativo que se le permite, el del grito.  

Todo el conjunto tiene trazas de folclore y ayuda a pasar un rato. La figura mitinesca se recrece en olor y fragor de multitudes, prepara su entrega de grandes y escuetas verdades y su cuota de bufidos correspondiente y con más o menos acierto hilvana frases que luego pueden pasar a la historia (“I have a dream…” de MLK), reúne y resume puntualmente las aspiraciones unitarias de todo un pueblo, una sociedad, una nación o un movimiento. Es quien vocea en alto y en claro la conciencia pública, es quien pone la cara a millones de caras anñonimas. Si ese tipo de figura ha existido y sigue existiendo porque hay una enorme necesidad de nominalismo y de referencialidad en gente pública concreta por no decir de paternalismo y dirigismo.

Antes del meeting político venia existiendo el predicador de púlpito (y antes de un púlpito eclesial también hubo el alza pies del ilustrado del momento enseñando los peligros infernales sino se obedecia ciegamente los dictums de los ministros de dios). La concomitancia entre ambas figuras no es gratuita y reconoceremos una convergencia entre ambos roles, de hecho hay muchos homilías de carácter social y antigubernamental que han contribuido a la cultura crítica en muchas partes del mundo (El Salvador, Euskadi,…). El común denominador de ese tipo de discurso es que resume y entrega verdades con punto finales y sin posibilidad de réplica, tampoco nadie –desde la posicion de público, la de abajo en el sentido fisico-espacial más literal- se le ocurre presentarla. Cuando alguna vez, alguien desde la grada increpa (tal como le sucedió al expresidente Asnar, por cierto un tipo pendiente deencausar y juzgar por el crimen de la mentira a su país durante su mandato) a la figura mitinera es el mismo público que acalla al “irreverente” antes que el servicio de seguridad lo reduzca o lo eche del espacio de concentración de malas maneras.  El politico verboactor como el obispo son sumos sacerdotes cuyas palabras no se las puede poner en discusión por eso ni el uno ni el otro pueden ser reconocidos como iguales en un plan de discusión. Hay sindicalistas o candidatos  que vienen con la gujera secundera clavada en sus culos que llegan, dicen y se van para poder estar en el siguiente mitin dentro de un calendario de actos publicos semejantes con cientos de kilometros por medio. Bueno, no deja de ser otra forma estresante de vida que adrenaliza a esos figuras y los pone como motos para demostrarse y demostrar que ellos “sí que valen”. ¡Qué haríamos los demás sin vosotros, pobres de nosotros sin vuestras palabras inspiradas, buah, buah.!

Cuando ambos –clérigos y líderes políticos- ocupan ese puesto para el dictum se supone que todo se ha discutido ya antes y tanto quienes organizan y plataforman el acto como quienes asistenten ya van sobre la convicción de que estarán de acuerdo con su contenido. Lo que da carácter carácter unitario a esos actos (sean dentro de un templo o en un estadio) es que nadie chista ni objeta, en que la palabra es única y esa unicidad le da la fuerza. Eso no quiere decir que no haya matizaciones y diferencias sutiles con todo lo que se diga pero se consensúa implícitamente que no es el lugar para expresarlas. De hecho, una intervencion del público interrumpiendo la actuación del líder de turno es practicamente considerada como sabotaje antes de reflexionar su conveniencia o no y sobre todo la verdad de lo que diga. Los líderes indiscutibles e indiscutidos presentan dos problemas para los movimientos sociales: el uno es que son tomados como los nuevos señores de la teoría y del hacer al que no se les objeta nada y el otro es para ellos mismos que al no tener acceso directo a las criticas de la base y eal tener en sus entornos una caballería de lugarestenientes que no se atreven con críticas, se perpetúan a sí mismos como incuestionables perdiéndose las contribuciones de los demás pensantes.

Evidentemente, el proyecto de la inteligencia colectiva que es la que ha de engendrar una sociedad colectiva es totalmente opuesto a los liderazgos –repartidos entre unos cuanto de la nómina de los nombres y caras más conocidas- y a las formas mitinescas que se parecen demasiado a oratorios en los que todos van a ir rezar lo mismo o uno reza y los otros dicen amén.

La ceremonia, sin embargo, es necesaria y lo mismo que en los  panegíricos todavia hay predominancia de una figura (sea el pastor religioso o alguien que habla en nombre del sentir de  los demás) que ensalza al finado y nadie dice: “¡mentira!” o al menos no es algo que suela pasar en voz alta aunque pueda comentarse en voz baja o pensarse en privado por mucho tiempo las fórmulas de agitación van a seguir pasando por esos actos concentracionarios desde los que distintos movimientos politicos se enseñan mutuamente sus poderes de convocatoria y se demuestran a si mismo las fuerzas con las que cuentan.

Para una buena parte de la ciudadania, acudir como figura de relleno en ese rol desde la escucha de lo que dice el dirigente del partido o del movimiento es lo más que va a hacer o la manera con que va a expresar su disposición de apoyo. Los espacios  mas apropiados para profundizar los temas son los que menor número de gente tienen o que reunen otras condiciones de sosiego y comodidad para hablar tranquilamente sin que nadie quede fuero del juego de palabras. El encuadre de los mitines es que está muy marcado por la necesidad catartica de la sociedad humillada en expresar su furia y el problema de las figuras mitineras es que se centran mas en contracriticar a las otras de otras formaciones politicas (algo sobradamente usado hasta el aburrimiento entre los lideres de los grandes partidos llamados de masas en sus beligerancias por ocupar la siguiente tremporada los palacios de gobierno). Eso afecta al propio discurso del mitinero que no advierte las propias contradicciones de su movimiento ni concede tiempo a las discusiones en sus propias filas convirtiéndose en un títere de toda la escenografía. Hay otros espacios mejores para los debates y nada sospechosos de sediciosos pero cuyo quantum de verdades es superior y la praxis de la tolerancia y respeto mutuo funciona con una pedagogia envidiable.  La iniciativa de reuniones intergeneracionales en distintos espacios y de una manera permanente no determinada por coyunturas calientes  como Le café des âges[1]  pueden cualitativamente ser superiores a las grandes concentraciones mitinescas sin caer en elitismos ni exclusiones. es una iniciativa de debates democraticos entre generaciones. Claro que no todo lo que sale de los cafés es excelente (A.Hitler empezó sus dictums en una taberna de Munick que tuvo como entreno para irse especializando en sus peroratas ante multitudes fervorosas).

El formato del meeting es al momento actual de la historia lo que los déficits de la inteligencia colectiva es a las carencia de estructura asociativa diferente para que todas las palabras puedan fluir y se den las síntesis y las sinergias para el apoyo mutuo cultural e intelectual. Cuantas mas mentes participen en cada elaboración mayores oportunidades metodológicas habrán para que las conclusiones tomadas sean vinculantes. Por el contrario los eslóganes de retóricas demagógicas  pueden salvar un momento y convencer a multitudes pero no dejar un poso de continuismo dedicacional a una linea de futuro.

El miting tanto en su forma como en su fondo forma parte de la sociedad del espectáculo por critico que pretenda ser del sistema que sustenta esa sociedad. Es lo opuesto a la inteligencia pública, no tiene nada que ver con la asamblea y consagra una forma de hablar enardecente. El actor verbal es antes que politico actor aunque no lo sepa ni quiera ni se le plantee serlo. El discurso político que deberia medirse por la cantidad de conceptos y datos expuestos articulados y coherentizados entre ellos acaba por ser evaluado como un actor más, por su voz, por su presencia, por su carisma, por su seguridad en el habla.

Podemos prever el meeting como un instrumento obsolescente pero por de pronto a falta de otros  intervencionismos callejeros que lo superen  quien quiera decir algo que lo diga con los medios que tenga, incluidos su propio equipo de megafonia y su entarimado. Si se montan conciertos de musica en las plazas y otros espectaculos circenses ¿por qué iba a ser menor el derecho al intervencionismo con palabras para arengar a las gentes a caballo entre pasmadas y pasmosas? Las constituciones legitiman el derecho a expresarse por cualesquiera medios respetuosos con el hábitat y con los démas a quien quiera que sea que tenga algo que decir. Pues bien, más allá de los partidos y asociaciones constituidas también cualquiera puede adoptar el rol de speaker en la esquina que se tercie tratando de no enredad la libertad de circulación ajena ni metiendo su acustica en la sopa de las mesas del vecindario. Todas las iniciativas en ese sentido ayudarian a desbancar el monopolio de la palabra sonora de los partidismos que se hayan especializado en ella aunque a la larga los espacios de conversacion mejores son aquellos que reunen confortabilidad y participacion por un igual de todos los asistentes al sistema de megafonia y a los tiempos de palabra.



[1] El concepto fue creado en Francia en el 2005, se han creado mas de 1200 tertulias o cafes hasta el 2012, dentro del cuadro europeo del concepto del envejecimiento activo.